EL PAPA E IRAK :

EL PAPA E IRAK :

24 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Son bien sugestivas las declaraciones que ha hecho el Papa Juan Pablo II sobre la crisis de Irak y, particularmente, sobre los bombardeos lanzados contra Bagdad por los Estados Unidos y la Gran Bretaña. Personalmente y por conducto de sus principales voceros, el jefe de la Iglesia Católica no ha vacilado en calificarlos como una acción apresurada y sobre todo injusta con la población iraquí, que sufrió numerosas bajas.

Desde hace tiempo es conocida la opinión adversa del Papa a las sanciones, bloqueos y ofensivas militares para resolver las disputas internacionales en reemplazo de la diplomacia, que si bien es más lenta permite alcanzar resultados más duraderos y sobre todo evitar daños a personas y bienes. Por esto no dudó en censurar los bombardeos.

Las críticas del Papa fueron reafirmadas aún con mayor intensidad por L Osservatore Romano, órgano del Vaticano, que acusó a las dos potencias atacantes de causar muerte, sangre y miseria en la población de Irak. Todo esto muestra que en el Estado pontificio hay más sensibilidad que en Washington y Londres por lo que estos ataques significan, no tanto para el Gobierno o el Ejército de Irak, sino ante todo para su población, en especial para la más vulnerable.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.