LLAMAN A EMPRESARIOS A UNIRSE A PACTO SOCIAL

LLAMAN A EMPRESARIOS A UNIRSE A PACTO SOCIAL

Los 50 empresarios más importantes del país fueron convocados ayer por el Gobierno a una reunión que se celebrará este 23 de enero en Bogotá para definir los criterios del pacto social, que buscará contribuir al plan anticarestía. Se pretende concertar con el sector empresarial un programa de solidaridad para que en el presente año los bienes y servicios que conforman la canasta familiar no se reajusten por encima del 22 por ciento.

11 de enero 1991 , 12:00 a. m.

Dos días antes, el 21 de enero, se reunirá el Consejo Nacional Laboral Las drásticas medidas adoptadas por la Junta Monetaria para reducir la inflación por la vía del control monetario, especialmente con la restricción del crédito, reanimó la diferencia de criterios en el seno del Gobierno en torno del manejo de la política económica.

Las dos grandes vertientes del equipo económico, la que dirige el ministro de Hacienda, Rudolf Hommes, con el apoyo del Departamento Nacional de Planeación, y la promovida por el ministro de Desarrollo, Ernesto Samper Pizano, están divididas nuevamente.

Samper no estuvo de acuerdo con la propuesta de Hommes de elevar el encaje marginal en un 100 por ciento para congelar en el primer semestre cerca de 450.000 millones de pesos y detener por este camino la espiral alcista que provoca el dinero en poder del público.

Hay varias causas que llevaron al Ministro de Desarrollo a marginarse del apoyo de esta estrategia: primero, se dificulta la conciliación con el sector industrial para negociar el pacto social; segundo, la restricción del crédito traba los propósitos de agilizar el proceso de apertura económica, y tercero, desde el punto de vista social, las medidas son recesivas y afectan la generación de empleo.

Durante la discusión en el seno de la Junta Monetaria, Samper salvó su voto en favor de elevar el encaje marginal al ciento por ciento, pero respaldó la determinación en el sentido de permitir la redención anticipada de los certificados de cambio antes de 80 días.

Ayer, luego de la sanción presidencial de la Ley Marco de Comercio Exterior, el Ministro dialogó brevemente con los periodistas y confirmó que en realidad estuvo en desacuerdo con la estrategia.

La razón: tenía reservas frente a la efectividad de las medidas y así lo hice conocer en el seno de la Junta Monetaria, que es el foro donde se deben discutir estos temas .

Samper, sin embargo, aclaró que es solidario íntegramente con la intención del Ministro de Hacienda de reducir la inflación por esta vía, pues todos los esfuerzos que se hagan con este fin son válidos.

Sin embargo, no comprometió su permanencia en el Gobierno, como lo han hecho el Ministro de Hacienda; el jefe de Planeación, Armando Montenegro, y más recientemente la ministra de Agricultura, María del Rosario Sintes de Restrepo, en el sentido de renunciar si no se logra una inflación del 22 por ciento en 1991.

Yo no entro al mercado de futuros de las renuncias , dijo al preguntársele si seguiría el ejemplo de sus demás colegas de equipo.

Samper dijo que la responsabilidad directa del manejo de la inflación es del Ministerio de Hacienda y precisó que, en lo que compete a su despacho, como son los precios de los productos industrializados, se está pidiendo la colaboración de los empresarios.

Ellos --expresó-- comprenderán la solicitud de moderar las alzas y ajustarse a las metas del Gobierno de lograr una inflación del 22 por ciento.

Samper indicó que pese a la trascendencia de la medida, los bancos contarán con recursos para prestar pues recurrirán a otros sistemas diferentes al de la solo captación, como recuperación de cartera y líneas de crédito externo.

Esta es la segunda vez que Samper y Hommes se apartan abiertamente de los criterios de manejo en la política económica. Primero fue con el ritmo que se le debería dar a la apertura.

Por el lado del Ministerio de Desarrollo se defendió la teoría de que el proceso debería ser gradual, para que el sector productivo tuviera tiempo de adaptarse. El Ministerio de Hacienda, en cambio, trató de imponer la teoría de que el ritmo de desgravación arancelaria y eliminación de trabas administrativas a las importaciones debería realizarse aceleradamente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.