Secciones
Síguenos en:
DÍA DE ORACIÓN Y TURISMO PARA CLINTON EN CHINA

DÍA DE ORACIÓN Y TURISMO PARA CLINTON EN CHINA

El presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, pasó el quinto de sus nueve días de visita por China, ayer, como Dios manda: yendo a misa, y de turismo en familia. Día ligero. En el cual Clinton, su esposa y su hija, más que de política -salvo la parte religiosa, clave para Estados Unidos- sudaron bajo el sol calcinante y los 37 grados centígrados con que está empezando el fu tian , la época más cálida del largo verano en Beijing, paseando por los centenarios empedrados de la Ciudad Prohibida y las empinadas cuestas de la Gran Muralla.

Por la mañana, Clinton fue a la más antigua y más grande iglesia protestante china, la de Chongwenmen, construida en 1904 para la comunidad estadounidense de entonces, y, luego de la revolución, reabierta al culto en 1982. El presidente Bush también vino a rezar aquí en 1989.

El presidente dijo a los casi dos mil fieles congregados que todos chinos y estadounidenses son hermanos y hermanas como hijos de Dios , y se felicitó desde el púlpito por el crecimiento de la práctica de la fe en la China . Esta fue la única parte del día que Clinton estuvo político, dada la importancia que E.U. presta al tema religioso.

Con ella el presidente había prometido realzar la situación de la religión en China, donde, pese a que la constitución consagra la libertad de culto, hay muchos perseguidos y encarcelados por causa de su fe y, según algunas fuentes, hay aún más fieles que asisten a iglesias clandestinas en casas y traspatios que los que oficialmente se cuentan.

La hora y media en que el Presidente cantó salmos y recibió una Biblia en chino de regalo, cedió su puesto a otro episodio turístico del viaje.

Ser presidente de E.U. tiene sus privilegios. Si en Xian Clinton fue uno de los pocos que ha tenido permiso para transitar por entre las estatuas de los guerreros de Terracota, ayer tuvo para él y su familia, solos si no se cuenta a periodistas y guardaespaldas, dos de los sitios más concurridos de este país: la Ciudad Prohibida y el tramo de Mutianyu de la Gran Muralla China. La Ciudad Prohibida, uno de los sitios de este mundo que hay que ver al menos una vez en la vida, es un impresionante testimonio de la grandeza china. Los principales palacios de Occidente palidecen de envidia ante la grandiosidad y la belleza de estos 9.999 palacios y pabellones, ocupados desde 1368 por más de una veintena de emperadores chinos que son hoy el centro de Beijing.

Asombrados Acompañados del curador del museo, los comentarios de los Clinton fueron muy a su estilo. Asombroso, dijo el Presidente, que empezó su excursión por la misma puerta sur por donde Nixon entró hace 26 años, cuando la Ciudad Prohibida se abrió al público.

Una hora después los Clinton emprendieron viaje hacia la Gran Muralla, el cual significó para el común de los mortales el cierre por largo rato de una de las principales vías de acceso a Beijing. En Mutianyu, un tramo de tres kilómetros de este gigante arquitectónico de seis mil kilómetros empezado a construir en el año 200 antes de Cristo, del cual los chinos dicen que es la única obra humana visible desde la luna, Clinton, luego de subir uno de sus empinados tramos, posó para la prensa, diciendo: increíble, no?.

En todo el día, pese a que la prensa lo asedió constantemente, lo único que dijo Clinton, aparte de sus comentarios turísticos, fue que se sentía mucho mejor después de su debate televisado de el sábado con Jiang Zemin sobre derechos humanos, y que China ha cambiado mucho en los últimos 25 años. Pienso que esta muralla es un símbolo de China para el mundo, no un muro para alejar a la gente, fue lo más político que dijo.

Mañana, se espera un nuevo momento de interés en este viaje el cual, después de que Clinton hable a los estudiantes de la Universidad de Beijing, supuestamente de nuevo sobre derechos humanos y quizá otra vez en vivo por televisión, va empezar su cuenta regresiva, con el presidente saliendo hacia el final del día hacia Shanghai, a hablar del otro tema que más preocupa a su país: los negocios.

FOTO: Increíble, no? fue lo único que atinó a decir el presidente Clinton cuando coronó con su familia uno de los tramos de la majestuosa Muralla China.

La primera actividad del Presidente Clinton en Beijing ayer fue ir con su familia a la iglesia protestante más grande y más antigua de China, donde cantó salmos y recibió una Biblia en chino.

ANTE CERCA de 800 alumnos y académicos de la Universidad de Beijing, Clinton declaró que no imponemos nuestra visión del mundo a los demás, pero estamos convencidos de que existen derechos universales... Todos los ojos miran hacia los derechos del hombre , recalcó, citando a Thomas Jefferson.

CLINTON también rindió hoy homenaje en Beijing a la estabilidad monetaria de China, que se ha comprometido a no devaluar su moneda, el yuan, a pesar de los efectos de la crisis financiera asiática.

CHINA ha estado con firmeza a la altura de sus responsabilidades ante la región y el mundo entero en la reciente crisis financiera ayudando a prevenir un nuevo ciclo de devaluaciones peligrosas , dijo Clinton.

Hoy, Clinton visitó la Universidad de Beijing y pronunció un discurso que fue transmitido en directo nuevamente por la televisión de China. Luego, el Presidente estadounidense empezó su cuenta regresiva, saliendo con el Presidente Jiang Zemin hacia Shanghai para hablar del otro tema que más preocupa a su país: los negocios.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.