EN ESTADO DE EMERGENCIA

EN ESTADO DE EMERGENCIA

El Tour de Francia dejó al ciclismo en estado de emergencia, con las autoridades empeñadas en limpiar la imagen del deporte, empañada por un escándalo relacionado con el consumo de sustancias prohibidas, y los pedalistas en pie de guerra, molestos por el trato que reciben durante las investigaciones.

04 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Daniel Baal, vicepresidente de la Unión Ciclística Internacional (UCI), considera que, a corto plazo, esta crisis nos afectará y nuestra imagen será empañada. Pero podemos recuperarnos. El deporte es lo suficientemente fuerte .

Temerosas de que los auspiciadores comiencen a darles la espalda, las federaciones nacionales se comprometieron a redoblar sus esfuerzos en la lucha contra el dopaje.

Las autoridades, no obstante, admiten que es casi imposible erradicar totalmente el uso de estimulantes. Hay drogas como la EPO, que aumenta la resistencia suministrándole más oxígeno a las células rojas, que no pueden ser detectadas. Y cada día surgen más sustancias que los controles no detectan.

A quienes dicen que los estimulantes son necesarios porque el Tour es demasiado exigente, John Lelangue, portavoz de la prueba, responde que eso no es cierto. Algunos ciclistas incluso se quejan de que determinadas etapas son demasiado fáciles .

La UCI anunció que esta semana se reunirán dirigentes, ciclistas y directores de equipos para analizar el tema del dopaje.

Interrogado TVM Los seis corredores del equipo ciclista holandés TVM convocados ayer por la policía judicial de Reims (noreste de Francia) para declarar como testigos en un caso de dopaje en el Tour de Francia, abandonaron el lugar tras el interrogatorio.

El corredor ucraniano Serguei Outaschakov afirmó al salir de las dependencias de la policía que todo fue bien y precisó que los policías le preguntaron acerca del supuesto caso de dopaje que afecta al equipo holandés.

Otros dos ciclistas, Jeroen Blijleveens y Servais Knaven, no hicieron declaración alguna a la salida del interrogatorio.

La policía judicial de Reims había convocado ayer por la mañana a seis corredores y ocho otros miembros del equipo holandés para interrogarles en calidad de testigos.

El interrogatorio coincidió con el procesamiento del masajista del TVM, Jan Moors, por el tribunal de Reims por su presunta implicación en un caso de dopaje durante el Tour de Francia.

FOTO: AFP Los ciclistas Steven De Jong (izq.) y Bart Voskamp, del equipo holandés TVM, salen del interrogatorio al que fueron sometidos ayer en una inspección policial de Reims.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.