EL MANDATO POR LA PAZ ES OBLIGATORIO

EL MANDATO POR LA PAZ ES OBLIGATORIO

El Mandato por la Paz, que fue votado por más de 10 millones de colombianos el 26 de octubre del año pasado, es obligatorio jurídicamente para el Estado o solamente es un catálogo de buenas intenciones?

30 de junio 1998 , 12:00 a.m.

Puede exigírsele al Gobierno que cumpla con los puntos que hacen parte de él y que estaban escritos en las papeletas verdes que fueron depositadas ese día en las urnas? Estas preguntas tendrán que ser resueltas por la Corte Constitucional, que se apresta a decidir dos demandas de constitucionalidad que buscan que con base en lo dispuesto en el Mandato se ordene al Ejército que no vincule menores de 18 años de edad a sus filas, ni siquiera para cumplir labores administrativas.

Las decisiones serán proyectadas por los magistrados Carlos Gaviria Díaz y José Gregorio Hernández.

Aunque la Corte ya había señalado en una de sus sentencias que los menores de 15 años no podían ser convocados a las filas por ningún motivo, y que los que tienen entre 15 y 18 solo podían ser destinados a cumplir labores administrativas o logísticas, ahora tendrá que determinar si su tesis sigue vigente a la luz de las normas del Mandato.

Participación popular Lo que pide la demandante, la jurista María Teresa Garcés, es que teniendo en cuenta que diez millones de colombianos le pidieron a los factores armados que no vinculen menores al conflicto, la Corte diga que bajo ninguna circunstancia el Ejército puede llamar a sus filas a menores de 18 años.

Según Garcés, el mandato es una forma de participación reconocida por la Constitución, gracias a la cual los colombianos pueden expresar su voluntad y fijar reglas de obligatorio cumplimiento para el órgano ejecutivo.

Los actores armados están obligados a aplicar el Mandato por la Paz, el cual no puede quedar como una simple constancia histórica o manifestación de buena voluntad, sino que tiene efectos políticos y jurídicos muy claros. Lo contrario sería desconocer el valor de la voluntad popular y por ende, todos los postulados constitucionales sobre el valor de la democracia participativa directa en el Estado Social de derecho , afirma.

Actualmente, dos disposiciones legales autorizan a las Fuerzas Militares a convocar a quienes aún no cumplen la mayoría de edad a prestar el servicio militar.

Se trata de los artículos 10 de la ley 48 de 1993 y 13 de la ley 418 de 1997, las dos normas que se encuentran demandadas.

El primero de ellos, no establece limitación alguna para el llamado a filas de los menores; solo dice que todo colombiano cuando cumpla 18 años está obligado a definir su situación militar, excepto los estudiantes de bachillerato, que lo hacen cuando obtengan su titulo.

El otro, que es el que actualmente aplica el Ejército, establece que los bachilleres de undécimo grado que aún no cumplan 18 años y sean elegidos para prestar el servicio, serán aplazados en su incorporación hasta que lleguen a esa edad, pero admite la posibilidad de que voluntariamente y con la autorización escrita de sus padres decidan hacerlo de inmediato.

SERVICIO VOLUNTARIO Desde la decisión de la Corte Constitucional en 1997, la participación de menores de edad en las filas del Ejército se ha hecho cada vez menor y se ha limitado al cumplimiento de funciones logísticas y operativas, según voceros militares.

A finales del año pasado, el Congreso aprobó la ley 418 de 1997, que estableció la prestación del servicio militar por parte de menores de edad solo de manera voluntaria. Esta es la norma que actualmente aplican las Fuerzas Militares.

De esta forma, para que un joven pueda ingresar a las filas debe expresar que lo hace voluntariamente y debe contar con la autorización por escrito de sus padres. En caso contrario, la definición de su situación militar queda aplazada hasta que cumpla los 18 años de edad.

Sin embargo, contar con autorización de sus padres no quiere decir que el joven sea incorporado. De todos modos, tendrá que someterse a los exámenes médicos y sicológicos que presenta cualquiera que desee ingresar al Ejército.

Si es rechazado, tendrá que volver a presentarse cuando llegue a su mayoría de edad.

LOS PUNTOS DEL MANDATO El 26 de octubre de 1997, más de 9,5 millones de colombianos votaron a favor de exigir a los actores del conflicto armado y al gobierno nacional que pongan fin al conflicto armado que actualmente afecta al país.

El mandato fue convocado por la Red de Iniciativas por la Paz, la Fundación País Libre y Unicef.

El siguiente es el texto de la papeleta que fue insertada en las urnas: Voto por la paz, la vida y la libertad Me comprometo a ser constructor de Paz y Justicia Social, a proteger la vida y a rechazar toda acción violenta y acojo el Mandato de los niños por la Paz.

Exijo a los actores del conflicto armado: - No más guerras: resuelvan pacíficamente el conflicto armado.

- No más atrocidades: respeten el derecho internacional humanitario.

- No vinculen menores de 18 años a la guerra.

- No asesinen.

- No secuestren personas.

- No desaparezcan personas.

- No ataquen a la población ni la desplacen por la fuerza.

- No vinculen civiles al conflicto armado.

PIE DE FOTO: La orden de no involucrar menores al conflicto armado, incluida en el Mandato por la Paz, será estudiada por la Corte Constitucional, que dirá si es o no obligatoria para el Ejército.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.