AL VOLANTE CON MÁS EMOCIONES

AL VOLANTE CON MÁS EMOCIONES

Kilómetro a kilómetro, en medio de carreteras vestidas de niebla y silencio, acompañados del rugido impresionante de mulas de acero, transcurren los días de los camioneros colombianos. En cada paradero de la ruta descienden sus nostalgias y el gran esfuerzo del hombre y el motor que como uno solo transportan el futuro un país.

28 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Desconocer u olvidar el aporte el camionero en la prosperidad de la Nación, en la lucha por entrar en el irrefrenable tren de la globalización, sería irresponsable. Anticipándose a los hechos que hoy nos acompañan y, teniendo en cuenta el postulado de la microeconomía moderna referente a la consolidación de las profesiones se logra en la medida del poder las agremiaciones, Mobil de Colombia creó hace doce años el Club Delvac, el más grande e importante gremio de los conductores del transporte pesado en esta parte del continente.

Uno de los pilares con los que contaba Mobil para crear el Club era (y es actualmente) la confianza de sus productos. Hace 12 años la participación de Mobil en el mercado de motores diesel era del 11 por ciento, hoy gracias al Club Delvac la participación es del 31 por ciento el total nacional de ese segmento.

En 1986 apenas se creía en los que podrían ser los gremios del transporte pesado, por eso Mobil realizó un estudio de mercado que pusiera sobre el tapete qué necesitaban los transportadores, además de una hamaca y una caja de herramientas para solucionar sus problemas el día a día. De ahí surgieron los programas del Club Delvac como el cubrimiento esencial en salud; recreación a través de Comfenalco, los descuentos en almacenes de cadena, comunicación gremial por diferentes medios, entre ellos un periódico, y otros que con el paso de los kilómetros se han ido mejorando.

Después de muchas curvas y de las pruebas en el Autódromo de Tocancipá, se fueron sumando más y más camioneros y agremiaciones de los mismos. El concurso nacional de tractomulas se fue convirtiendo en lo que es hoy, el evento más atractivo del automovilismo colombiano. Allí los maestros de la cabrilla se enfrentan en pruebas de alta exigencia y dan muestras de por qué el jugarse la vida en los desfiladeros de las carreteras nacionales es un acto que merece los aplausos de los más de 30 mil asistentes a las tribunas del escenario de las competencias.

El Concurso Nacional de Tractomulas es el día para celebrar toda esa unión que ha generado el club. En un escenario inusual, tan inusual que no puede haber una carrera más masiva de camiones, se desafían la pericia y la capacidad de los troques de los camiones, es tan emotivo que ninguna otra prueba automovilística logra una convocatoria de público tan grande.

Este conjunto de cosas han hecho que el Club Delvac sea un modelo de trabajo que se trata de imitar de la mejor manera en otros países y la División para Latinoamérica de la Corporación Mobil en su desarrollo en otros países del área.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.