AHORA ECONOMISTAS GRADUALES

AHORA ECONOMISTAS GRADUALES

Hace dos semanas, el economista Jeffrey Sachs, considerado como uno de los asesores más importantes del mundo, estuvo 24 horas en secreto en Colombia. Su objetivo, reunirse con Juan Camilo Restrepo y Jaime Ruiz Llano, nuevos Ministros de Hacienda y jefe de Planeación Nacional del gobierno de Andrés Pastrana. El tema: cómo enfrentar el ajuste económico que deberá hacer la nueva administración para parar el deterioro económico.

03 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Y es que el consenso es general: Andrés Pastrana Arango recibe esta semana un país sumido en la más grave crisis fiscal de su historia, con un déficit cercano a los seis y medio billones de pesos, cifra con la cual se podrían hacer caso dos Metros como el que aspira hacer la capital del país o equivalente a la riqueza junta de Julio Mario Santodomingo, Carlos Ardila Lulle y Luis Carlos Sarmiento Angulo.

Pero así como hay acuerdo acerca de la gravedad del problema, no pasa lo mismo con la forma de enfrentarlo: para unos el ajuste debe ser rápido y contundente, dando señales claras a la comunidad internacional de que está dispuesto a ordenar la casa.

En el otro lado, hay expertos que creen en el ajuste, pero en forma gradual, pues no tiene sentido profundizar problemas como el desempleo. En otras palabras, creen que no se puede hacer un ajuste muy brusco en plana recesión.

El equipo de los moderados lo encabeza el mismo Juan Camilo Restrepo. Para él la desactivación de esta bomba fiscal no es conveniente realizar un ajuste de choque , sino un ajuste drástico, severo y sostenido con el objeto de lograr un equilibrio a partir del año 2.000.

Según el funcionario, una política de choque ,. con congelación de salarios, salida masiva de trabajadores de las empresas del Estado, congelación de precios y eliminación de subsidios, contribuiría a deteriorar aún más la situación social, con una tasa de desempleo que es la más alta de los últimos veinte años.

Para Restrepo Salazar lo prioritario es la presentación de un proyecto de ley que modernice el sistema tributario de los entes territoriales, así como adoptar medidas para controlar la evasión, eliminar las inversiones y gastos no prioritarios, trabajar con un presupuesto equilibrado, desmontar los fondos de cofinanciación y reformar el sistema de regalías.

Moneda y cambio Sin embargo, economistas extranjeros como Jeffrey Sachs, actual director del Harvard Institute for International Development, consideró en reportaje a Dinero que Colombia debe avanzar hacia un ajuste estructural, permitiendo una mayor devaluación, así la receta a corto plazo sea dolorosa .

Para el asesor internacional, son ilusos los analistas que en estos momentos creen que pueden defender a capa y espada la moneda y evitar una aceleración en el ritmo de devaluación.

Según Sachs, la defensa de la tasa de cambio provoca como se está viendo en el país una disparada de las tasas de interés, las cuales a su vez disparan la deuda pública, lo cual termina por deteriorar más el ahorro En Colombia a raíz del ajuste fiscal han surgido diferencias de criterios entre lo que piensa el Banco de la República y lo que creen los asesores del nuevo presidente de la República.

Mientras el Emisor no recomienda un ajuste cambiario mientras no se haga un ajuste fiscal y cree que debe defender la banda cambiaria, así sea a costa de altas tasas de interés, integrantes del próximo gobierno están pensando que si bien es necesario un ajuste drástico sin choque , debe acelerarse la devaluación.

El gerente general del Banco de la República, Miguel Urrutia Montoya sostiene que para llegar al equilibrio fiscal no es necesario reducir drásticamente todos los programas públicos. Asegura que lo importante es un programa para garantizar que el gasto público crezca a ritmos moderados.

Si el gasto público crece con la inflación, y el PIB crece a la inflación más cuatro puntos, el déficit fiscal como proporción del PIB disminuiría rápidamente .

Por su parte, el economista Eduardo Sarmiento Palacio comparte la tesis del ministro Restrepo de no aplicar un ajuste de choque, por cuanto las medidas que se adopten deben tocar variables que directamente maneja el Ejecutivo y en el caso colombiano gran parte del desajuste fiscal está referido a problemas de tipo institucional, además de que el gobierno tiene control apenas sobre el 10 por ciento del total de los recursos públicos..

El resto está sujeto a aspectos de tipo constitucional como el de la inflexibilidad presupuestal, por el caso de las transferencias de los ingresos corrientes de la Nación a las regiones.

En igual sentido se ha pronunciado el expresidente de la Bolsa. Carlos Caballero Argáez, quien tampoco estima prudente considerar un plan de choque, porque ello implicaría la modificación de manera rápida de la política cambiaria.

Otro importante economista internacional, Guillermo Calvo, tiene su propia teoría: ajuste fiscal, pero en lugar de acelerar la tasa de cambio, hay que estrechar la banda cambiaria, al estilo de la política adoptada por Chile.

Pero talvez los planteamientos más duros sobre el tema del ajuste se escucharon hace unos días del economista Moisés Naím, en reportaje a Portafolio: o Colombia hace su ajuste ya o se lo hacen desde el exterior.

Los economistas colombianos se han ido alineando a favor de un ajuste que asimile la economía: Mauricio Cárdenas, director de Fedesarrollo y nuevo Ministro de Transporte, Hernando José Gómez, presidente de Camacol y ex director del Banco de la República y Jaime Ruiz, jefe de Planeación Nacional y hombre muy cercano al presidente Pastrana.

Y hasta los más caracterizados economistas ortodoxos como Rudolf Hommes y Armando Montenegro han evolucionado hacia el gradualismo como salida al problema fiscal que vive el país. Todo el mundo siempre los creyó siempre insensibles ...o por lo menos esa fue la fama que les crearon en el gobierno de Samper.

Hommes sorprendió a sus lectores hace dos semanas con un artículo en El Tiempo, en el que defiende el gasto social en salud y educación como prioridades en un plan de ajuste.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.