EL MITO DEL CUARTO PODER.

EL MITO DEL CUARTO PODER.

El domingo pasado, resuelto el enigma de las urnas, para los periodistas se abrió el interrogante sobre su posición ante el poder. Es un conflicto interno que se resuelve cada cierto tiempo con un repaso de las alternativas que el periodista puede escoger en sus relaciones con el poder que, entre otras, ofrecen estas posibilidades:

28 de junio 1998 , 12:00 a.m.

1.- Hacer parte del poder, o como partidarios del vencedor, o como ocasionales y oportunistas pasajeros de última hora en el tren del triunfo.

2.- Combatir el poder, como leales perdedores.

3.- Ejercer ese cuarto poder paralelo de los medios, que llena los vacíos que dejan los gobernantes, que urge a la justicia, que denuncia la corrupción, que propone y estimula campañas, etc.

4.- Limitarse a ser portador de noticias y, eventualmente, su intérprete y comentador.

Encaja alguna de estas actitudes frente al poder, con su idea de lo que debe ser un periodista? Tenga en cuenta que el hecho de estar fuera de los poderes clásicos de Montesquieu y de mantener una actitud crítica frente a los poderosos, no convierte al periodista en un contrapoder, ni en vocero de una contracultura. La expresión cuarto poder , tomada a la letra, ha creado demasiadas expectativas gratuitas.

En efecto, cuando los medios influyen en los cambios políticos, creen ser sus autores, pero en realidad están lejos de ser los protagonistas.. El protagonismo que asumen en esos casos, es la usurpación de un mérito que no les corresponde.. Hay en esa pretensión una ingenuidad parecida a la del ministro prusiano Karl Severing en 1923 cuando, ante un aparato de radio, dijo alarmado: si todos tienen un aparato tal en su casa, entonces será fácil proclamar la monarquía. Más realista y austera fue la actitud de Alberto Lleras Camargo cuando, sin disparar un tiro y desde su columna periodística, derribó el régimen del general Gustavo Rojas Pinilla. El poder, que entonces torció el rumbo que llevaba la historia nacional, no fue el de la prensa, sino el del pueblo que, unido, proclamó la ilegitimidad del régimen militar. Lo mismo sucedió el 26 de octubre de 1997 con los diez millones de votos del Mandato por la Paz y el pasado 21 de junio con los doce millones de votos de la elección presidencial. El poder lo ejerció la población y los medios contribuyeron al fortalecimiento y ejercicio de ese poder que, fundamentalmente, consiste en la actuación de una sociedad unida. Anota Hannah Arendt que el poder surge entre los hombres cuando actúan juntos y desaparece en el momento en que se dispersan... El único factor material indispensable para la generación de poder es el vivir unido del pueblo. (La Condición Humana. Paidos. Barcelona, 1996) El aporte de la prensa a ese poder es la información con capacidad para unir, para identificar propósitos comunes, o para estimular acciones conjuntas. En una reciente conferencia en Bogotá, Ignacio Ramonet, director de Le Monde Diplomatique y autorizado analista de medios, explicaba que la prensa no es el cuarto poder, pero sí un servicio definitivo para ese cuarto poder que está en la población, como una energía latente. . Frente a los poderes formales de los gobiernos, con su monopolio de las armas y su control de las leyes y de la economía, la población tiene el poder real de la palabra para equilibrar los poderes y para prevenir sus abusos. Esa palabra de la población, potenciada por los medios de comunicación, es el verdadero cuarto poder. Por tanto, cualquier intento de monopolizarla o de ponerla al servicio de un grupo, es una usurpación abusiva.

Cuando esto se entiende, la prensa encuentra su más elevada y digna función, que no es, precisamente, la de cuarto poder sino la del servicio al poder inerme de la población.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.