CHIQUINQUIRÁ: 188 AÑOS DE VIDA REPUBLICANA

CHIQUINQUIRÁ: 188 AÑOS DE VIDA REPUBLICANA

El 20 de julio de 1810 en Santafé de Bogotá con las disculpa del préstamo de un florero se dio comienzo al proceso de liberación colonial europeo que involucró cinco nacionales.

01 de octubre 1998 , 12:00 a.m.

La nueva Junta de Gobierno con el ánimo de sumar voces y voluntades a la causa, solicitó a las municipalidades más importantes de la época que autónoma e independientemente rubricaran el acta por la cual se sumaban a los mandatos del nuevo gobierno.

Estas noticias llegaron a la apacible aldea de Chiquinquirá a finales del mes de agosto. Un hombre septuagenario llamado José Joaquin de las Casas Novas redactó el acta de la Villa Republicana de Chiquinquirá y con los ciudadanos notables procedieron el 1 de septiembre de 1810 a exigir La autonomía de Chiquinquirá de la llamada oprobiosa dependencia de Tunja .

En el mismo documento se sabe que el Primer alcalde de voto que tuvo Chiquinquirá en su historia republicana fue el payanés Ramón Angel Tenorio (familiar del prócer Camilo Torres Tenorio).

Epoca del terror Del balance historiográfico que ofrece el sacerdote Cayo Leonidas Peñuela, se desprende que al pasar por Chiquinquirá el pacificador Pablo Murillo con su infamante patíbulo de los firmantes del acta de la Villa Republicana sólo encontró el anciano de la Casas Novas, en tanto que los jóvenes habían ingresado al grupo guerrillero que desde la época de los comuneros sostenía el hacendado chiquinquireño Vicente Rafael García, que se movía por el cordón cordillerano de Guepsa, Villa de Leyva y Samacá.

Poco se ha estudiado la importante incidencia que este grupo tuvo en el desenlace en la Batalla de Boyacá el 7 de agosto de 1819, cuando el mismo Peñuela afirma que el desvío de unas tropas de Barreiro para enfrentarlo fue clave en la rápida victoria de los ejércitos patriotas en el Puente. No se registra en ningún documento el fusilamiento de chiquinquireño alguno en la denominada época del terror.

Consolidación de la ciudad Tras el triunfo del Puente de Boyacá, en diferentes oportunidades el Libertador Simón Bolívar visitó la milagrosa imagen de la Virgen de Chiquinquirá, a pesar de la tendenciosa afirmación que presenta en el Diario de Bucaramanga su edecán Perú de Lacroix.

Un significativo impulso a la educación se brindó en las décadas de 1830 y 1840, además de la consolidación del proyecto cultural que a mediados del siglo pasado llevó a Chiquinquirá a ser llamada la ciudad de los Cien Pianos .

Entonces nunca fue gratuito que florecieran sus poetas, músicos, folclorologos, escultores, juristas e historiadores, entre los cuales destacamos a Julio Flórez, José David Guarin, Jorge Mateus, Pio Alberto Ferro Peña, Octavio Quiñones, Romulo Rozo Peña, Antonio Cortés Mesa, Fabián Morales, Julián Páez, Andrés de Mesanza y José Joaquín Casas.

El siglo veinte Al concluir la pavorosa guerra de los mil días y después de los abrazos de reconciliación, los moradores empezaron a soñar con la coronación de la Virgen de Chiquinquirá como Reina y Patrona de Colombia.

Sin embargo la ciudad habría de llorar el escandaloso entredicho (sanción canónica) de junio a octubre de 1918 cuando se opuso al omnímodo poder del Arzobispo de Tunja Eduardo Maldonado Calvo quien ordenó trasladar la imagen para que finalmente fuera coronada el 9 de julio de 1919 en una impresionante ceremonia escenificada en la Plaza de Bolívar de Santafé de Bogotá que recién estrenaba alumbrado público.

El 15 de mayo de 1926 llegó el tren a Chiquinquirá, ocho años antes había llegado el primer automóvil por una polvorosa carretera. Estos símbolos de modernidad no fueron suficientes por cuanto la decadencia comercial de la ciudad y región se fue acrecentando para recuperarse hacia los años 60 con el descubrimiento de los valiosos yacimientos esmeraldíferos en el ansiado país de los muzos.

La proyección mundial de la ciudad y el reconocimiento de sus preciados tesoros llegó con la publicitada visita del papa Juan Pablo II el 3 de julio de 1986 con ocasión del Cuarto Centenario de la Renovación de la Imagen.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.