LA INFLACIÓN FUE OTRA PROMESA INCUMPLIDA

LA INFLACIÓN FUE OTRA PROMESA INCUMPLIDA

El gobierno de Ernesto Samper se despide incumpliendo otra de las promesas hechas durante la campaña: bajar la inflación anual a un solo dígito. (VER GRAFICAS: IPC JULIO 1986-1998. IPC ENERO- JULIO 1986-1998)

03 de agosto 1998 , 12:00 a. m.

Más aún, en esta materia ni siquiera la meta de este año podrá cumplirse. Del 16 por ciento fijado en enero, el costo de vida ya ha crecido 14,66 por ciento, lo que hace pensar que la inflación cerrará diciembre con un índice cercano a 20 por ciento.

Pese a todo, en julio pasado, se rompió la fuerte tendencia alcista que traía la inflación en el primer semestre de este año.

En efecto, en julio, los precios de los principales productos de la canasta familiar subieron apenas 0,47 por ciento, uno de los más bajos crecimientos mensuales de los últimos años.

La inflación en los primeros siete meses de este año llegó al 14,66, más alta que la registrada en el mismo periodo de 1997, cuando estaba en 12,19 por ciento.

Según el Dane, en los últimos 12 meses, es decir de julio del año pasado a julio de este, los precios al consumidor han crecido en 20,27 por ciento.

Analizando el cuatrienio que termina, se puede concluir que el Gobierno no pudo romperle el espinazo a la inflación. Hace cuatro años, en julio de 1994, Samper recibió de César Gaviria una inflación en 15,73 por ciento y ahora se la entrega a Pastrana en 14,66 por ciento.

Esto significa, a la luz de los resultados estadísticos, que en apenas cuatro años se logró reducir la inflación en 1,07 por ciento, tomando como referencia el año de julio a julio.

De acuerdo con el director del Dane, Edgardo Alberto Santiago, en el buen resultado del pasado mes influyó el comportamiento de bienes como los alimentos y servicios como la educación que no subieron como lo venían haciendo en este año.

En alimentos, el principal aporte lo dio la papa cuyo precio disminuyó en 18,36 por ciento.

En cambio, quienes jalonaron el crecimiento de la inflación fueron los servicios de transporte y el subgrupo de bebidas y tabaco por el alza exagerada en los cigarrillos, el aguardiente y la cerveza.

El caso del transporte es un reflejo de los reajustes autorizados por el Gobierno nacional de 7,5 por ciento en el servicio intermunicipal.

A este sector se le había incrementado 9,5 por ciento en enero, lo que quiere decir que en el acumulado del año el transporte ya superó la meta de 16 por ciento, pese a ser uno de los servicios controlados directamente por el Gobierno.

En este reporte de la inflación de julio, se dio un caso insólito. En las ciudades de Villavicencio, Neiva y Bucaramanga, que tradicionalmente presentan los índices de precios más altos, en julio la canasta familiar no subió.

La otra cara de la moneda la constituyeron las ciudades de la Costa Atlántica.

En Cartagena, Barranquilla y Montería, el costo de vida estuvo por encima del promedio general.

En la medición del Departamento Nacional de Estadística, también se demostró que la inflación sigue golpeando con mayor fuerza a los colombianos de estratos bajos.

Mientras que para la población de ingresos bajos la inflación de este año va en 16,33 por ciento, para los de ingresos medios llega a 13,78 por ciento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.