Secciones
Síguenos en:
QUÉ TELEVISIÓN TAN... MAGNIFIQUE!

QUÉ TELEVISIÓN TAN... MAGNIFIQUE!

Puede que la transmisión de televisión del Mundial de Francia, por tecnología, sea la mejor de todas las Copas del Mundo hasta el momento. Pero hay un factor que marca la diferencia: el factor humano.

Solo así se pueden explicar tomas como las de ayer. Las lágrimas de Faryd Mondragón, el consuelo de los jugadores rivales, la ruidosa celebración de los ingleses, en fin, el otro Mundial, el que se sale de los terrenos de las tácticas y de la técnica.

Es cierto. La pasión del fútbol se vive con mucha mayor intensidad en el estadio. Pero en esta ocasión, la televisión se ha convertido en una cancha en miniatura.

La historia Desde el inicio de los mundiales, el fútbol ha sido más una pasión para observar en los estadios que para oír en un radio o para ver en televisión. En eso se parece a los toros.

Sin embargo, el paso del tiempo, la tecnología y la capacidad creativa ha permitido que los mundiales puedan ser vistos desde Uganda hasta Antofagasta.

Anteriormente, los mundiales eran filmados más como registro noticioso que como certamen de interés internacional. Sólo hasta México-70, la televisión ocupó el papel preponderante de ser testigo principal de una copa.

Ahora, Francia ha sido catalogada como la mejor copa transmitida al mundo. Interesantes repeticiones de jugadas desde todos los ángulos posibles y cámaras en todas partes, hacen que, para quienes que no pudieron viajar a Francia, el fútbol mundialista entre por una rendija de su hogar con la misma emoción que sienten quienes lo viven en el lugar de los hechos.

Con 20 cámaras en cada uno de los 12 estadios franceses, es decir, 240 cámaras, la televisión francesa ha destinado una cámara para el seguimiento a jugadores importantes; ocho cámaras para el cubrimiento del partido, que registran además lo que ocurre en los bancos de los equipos; tres cámaras para las tribunas de los estadios (por primera vez en un mundial) y las doce restantes, para la repetición, desde todos los ángulos, de las jugadas más importantes y los goles por partido.

Pero todo ese despliegue tecnológico tiene un cerebro. El director de transmisión es el encargado de seleccionar los momentos más destacados del juego, tanto en la cancha como fuera de ella. Así, se puede ver a un futbolista que no participa en la jugada, pero celebra como si él hubiera sido protagonista; al hincha que trata de estirar su pierna para meter el balón que un jugador de su equipo no pudo alcanzar, y la cara de angustia de los técnicos en el banco. Esa es la gran diferencia.

Más técnica En la salas de prensa se han acreditado 130 emisoras del mundo junto a 170 canales de televisión. Para esto, se ha requerido de 15 mil líneas telefónicas para transmisión de información y 125 unidades de operación para enlaces informativos.

A estas cifras se suma la utilización de 2 millones de metros de fibra óptica (una distancia calculable en dar la vuelta a la tierra 50 veces), que da a la señal de televisión una nitidez y pureza única.

De esta forma, las 50 mil personas acreditadas, entre medios de comunicación, delegaciones oficiales y seleccionados, han encontrado en Francia toda la tecnología a su disposición.

Y si se presentan problemas de lenguaje, de adaptación de algunos equipos? Para eso la organización de Francia 98 dispuso en las salas de información, a 800 relacionistas encargados de atender a los enviados especiales de los 32 países convocados.

Seguridad ante todo Igualmente, la organización francesa dispuso seis mil oficiales de seguridad en todos los estadios. Estos, muy diferentes a la policía francesa, están encargados de controlar al público y las posibles amenazas de bombas que algunos grupos islámicos y argelinos dieran a conocer antes del mundial.

Pero su tarea de control se ha ampliado debido a los desordenes causados por los hooligans ingleses en Marsella y Tolosa.

Para estos casos de violencia, la organización también dispuso 180 médicos y enfermeras respaldados por 1100 agentes de primeros auxilios.

Por algo, Michael Platini, uno de los miembros de la organización mundialista no negó en decir que Francia 98 era la Meca del fútbol y la tecnología televisiva.

En USA 94, muchos esperaron transmisiones de gran calidad, dada la tecnología americana, pero tal vez, debido a su inexperiencia con el soccer, no pudieron. En Francia 98 no solo se verá gran fútbol sino toda una red de información visual jamás ofrecida en otro mundial , dijo Platini.

Y hasta ahora, sí que lo han cumplido. Todo ha sido magnifique.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.