LAUCHLIN CURRIE 1902 - 1993

LAUCHLIN CURRIE 1902 - 1993

La primera vez que el profesor Currie pisó tierra colombiana fue en 1949, como cabeza de la primera misión que el Banco Mundial enviara a país alguno. Para liderar esta experiencia sin antecedente, el BM tuvo en cuenta la ya vasta experiencia de este economista en un país como Estados Unidos y en otras economías similares a la Colombia de entonces. El trajín de Currie durante la guerra había tenido mucho que ver con el apoyo a naciones aliadas que requerían recursos y organización para sostener el conflicto, con lo que encontró la oportunidad de adentrarse en el mundo de los subdesarrollados y en preguntas tan fundamentales como qué es lo que causa crecimiento y bienestar.

06 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

La economía y la sociedad que el profesor Currie encontró en Colombia presentaba características muy diferentes a las que se observan hoy. El ingreso per cápita era de 176 dólares para una población cercana a los 11,6 millones de habitantes, que ya empezaba a acelerar su crecimiento. El 56 por ciento de los habitantes vivían en área rural. Pero lo que más se destacaba era que de los 4,1 millones de la población activa, el 59 por ciento era rural y sostenía una productividad tres veces inferior a la de la población urbana. Por otra parte, de los pocos kilómetros de carreteras, tan solo 35 kilómetros eran pavimentados y pertenecían a la United Fruit. Las exportaciones alcanzaban 319 millones de dólares. La pobreza era rampante, en especial en el área rural.

Operación Colombia Los informes del Banco Mundial sobre Colombia se concentraron parcialmente en las preocupaciones de corto plazo, tal como la inflación que empezaba a aquejar al país, lo que llevó al tema monetario y bancario y a la recomendación de que se cambiara el énfasis que la misión Kemmerer había dado a la financiación de corto plazo, que ya dificultaba el crecimiento de la inversión. En los temas de infraestructura, se hizo un gran énfasis sobre el transporte y se elaboró un plan detallado sobre los proyectos más importantes para el sistema vial, que comparándolos con su desarrollo actual, se llega a la conclusión de que sólo se ha ejecutado parcialmente el plan propuesto en 1953. También se recomendó una reestructuración profunda de la administración y el reconocimiento de una remuneración real positiva para el ahorro, a fin de aumentar la capacidad interna de inversión. Con esto ya se ponía el dedo en los temas básicos del desarrollo del país.

Sin embargo, los estudios promovidos por la misión del Banco Mundial y las conclusiones alcanzadas tuvieron poco eco, ya que para el momento del informe final en 1953, la dictadura se encontraba en el poder y el país vivía una bonanza cafetera sin precedentes, que ocultaba la vulnerable estructura de la economía. Pero Currie se había prendado del país y de doña Elvira y tras el cumplimiento de su misión con el BM se dedicó a la ganadería en una finca en Albán, en donde dieron sus primeros pasos Ronald y Elizabeth, los hijos. Fue célebre la productividad que logró en su pequeña granja. Pero, con la caída de Rojas, Alberto Lleras reclama la presencia de Currie como su representante ante el Consejo de Planeación. De su actividad investigadora a lo largo y ancho del país, nace la célebre y no siempre bien entendida Operación Colombia, que es un hito para las strategias propuestas para acelerar el desarrollo del país.

En un medio tradicionalista y apegado a los principios de una sociedad de mentalidad rural, muchos lo acusaron de querer desarraigar a la población agrícola para cubrir de pobreza las ciudades. Pero, lo evidente era que desde la década anterior, los habitantes rurales habían iniciado un éxodo hacia los centros urbanos. La baja productividad, la ausencia de servicios, las diferencias salariales y la violencia estaban haciendo su propia operación Colombia. La propuesta de Currie era la creación de al menos 500 mil empleos con base en la edificación y sus actividades conexas. Con esta acción, se posibilitaba un necesario aumento de la productividad agrícola por medio de la modernización tecnológica rural y se abría la posibilidad de expandir el mercado externo de los productos del sector, especialmente el de la carne. Es decir, el agro debería ser más competitivo a nivel mundial. La financiación del ahorro necesario para esta operación provenía, en primer lugar, de una remuneración adecuada al ahorro interno, que por causa de la inflación se estaba erosionando. Por otra parte, se plantea un reordenamiento de los gastos gubernamentales que en una proporción significativa se emplean con propósitos inútiles. Finalmente, el aumento de las exportaciones también sería una fuente de ahorro para la financiación del plan. Lo que más sorprende es la vigencia que aún tienen la mayoría de estas recomendaciones.

Manejo monetario En la práctica, Operación Colombia fue la antecesora del plan de las cuatro estrategias de la administración de Misael Pastrana, con dos diferencias importantes. Una es la creación del sistema de valor constante y la otra, a la referencia específica que se hacía en el plan sobre la distribución del ingreso y que en la operación Colombia se encontraba en forma implícita. Cabe anotar que el plan de las cuatro estrategias ha sido el que más ha avanzado en términos de los logros alcanzados con respecto a sus metas. Dentro de ese espíritu, también surgió la idea de las ciudades dentro de las ciudades, que para infortunio de nuestros centros urbanos, no se ha tomado la decisión de ponerla en marcha como una solución para los crecientes problemas de transporte urbano que hoy se viven las ciudades de más de un millón de habitantes.

En el ámbito académico, Currie se inició en Harvard en 1925. Allí permaneció hasta 1934, seis años como profesor. En este centro recibió la decisiva influencia de Allyn Young, el hoy resucitado teórico del crecimiento de quien fue asistente por largo tiempo. En la más bien nutrida correspondencia entre Currie y Paul Romer y Robert Lucas, estos dos autores reconocen la influencia ejercida por Young en sus trabajos acerca de la hipótesis del crecimiento endógeno, aunque también destacan las marcadas diferencias con relación al papel de los factores de producción sobre el crecimiento.

Lo decisivo de la estancia de Currie en Harvard fue la crisis del 29, que marcó la entrada de este alumno por el camino de la teoría macroeconómica y sobre todo en el papel del dinero sobre el equilibrio de corto plazo. En su tesis de grado presentó por primera vez una estimación de una serie de dinero y con la ayuda de los trabajos de Kuznets logra valuar la velocidad del dinero en E.U. Milton Friedman hace un cálido elogio de este trabajo en su libro sobre la historia monetaria de ese país. No solo en su tesis, sino en numerosos trabajos en Quarterly Journal of Economics y otrasrevistas académicas, Currie hace fuertes y a veces encendidas críticas a la reserva federal por su manejo monetario durante la gran depresión.

El análisis consignado en su tesis fue decisivo para que en el premio Wells quedara empatada con la presentada por H.D. White, célebre economista que impuso posteriormente el sistema monetario mundial imperante hasta mediados de los setenta. Hasta el día de su muerte, White consideró entre sus íntimos a su competidor. Sin embargo, Currie nunca se desprendió de su definición inicial de dinero y por ello se separó de las corrientes más modernas sobre la estabilidad de la velocidad en definiciones más amplias de dinero.

Otro paso definitivo en el camino teórico se dio durante su estancia en el departamento del Tesoro, bajo la tutela de Jacob Viner. Allí trabajó en dos temas importantes. Uno, el papel del déficit fiscal en el equilibrio macroeconómico, con lo que se anticipó en más de un año a los planteamientos de Keynes. El otro, fue la oportunidad de colaborar activamente en el diseño de la ley bancaria que reorganizó a la junta de gobernadores de la reserva federal, cuya estructura esencial ha permanecido. Durante la guerra, Currie se desempeñó como asesor de Roosevelt y participó en las actividades de la organización bélica.

Su paso por China y otros países de Oriente dejó una huella que, bajo el análisis de su perspicaz inteligencia, le permitió formular una teoría sobre el crecimiento y el bienestar, que aplicó al caso colombiano y que ha tenido repercusiones en sitios tan lejanos como Turquía, con un diseño similar a Upac. La herencia de Currie no ha sido tan solo en el ámbito del urbanismo y la construcción. Su aporte a la teoría del crecimiento aún está por evaluarse, sobre todo porque sus últimos trabajos no han sido publicados y se está perdiendo un aporte que se encuentra en el centro de los temas controvertibles de la economía. Ojalá se cuente algún día con la recopilación de todos sus escritos.

Currie es considerado como el gran maestro de la primera generación de economistas que tuvieron a su cargo la política económica en los sesenta y setenta. No obstante, su influencia llega hasta nuestros días, mostrando la importancia de una visión universal en la formulación de la política económica y su decisiva influencia en el crecimiento y desarrollo del país. A veces la soberbia intelectual impide mirar humildemente aportes de los que nos antecedieron, privándonos de luces útiles. En eso estaremos cayendo si no aprovechamos ese legado que a la economía colombiana le hizo el profesor Currie.

LAUCHLIN CURRIE nació en Nueva Escocia en 1902; murió en Bogotá el 23 de diciembre de 1993. Estudio en el London School y se graduó en 1925; se vinculó como profesor a la Universidad de Harvard, donde hizo conocer la teoría de Keynes, factor para la recuperación de E.U. después de 1929. En 1939 fue economista de la Casa Blanca y hombre de confianza de Theodoro Roosevelt, hasta 1948 cuando, durante el macartismo, fue acusado de espionaje. En 1949 llegó a Colombia contratado por el Banco Mundial; se quedó como consultor e investigador. En 1954 contrajo segundas nupcias con Elvira Wiesner y en 1958 obtuvo la nacionalidad. Recomendó el Departamento de Planeación, que ayudó a organizar en 1959. En 1960 presentó el documento Operación Colombia , redistribución de los recursos creando 500.000 empleos en las ciudades, que sirvió de base para Acelerando el desarrollo. Se vinculó a las universidades Nacional y Los Andes y fue invitado a centros docentes extranjeros. En 1971 planteó Las cuatro estrategias, concentración en cuatro sectores claves: construcción, exportaciones, sector agrícola y redistribución del ingreso; del primero nació el sistema Upac.

* Los autores son respectivamente Presidente y Vicepresidente Técnico de Camacol.

Profesor importado

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.