LAS JUDITH FRENTE A FRENTE

LAS JUDITH FRENTE A FRENTE

Aparte del timbre de voz, que mucha gente les encuentra similar, las dos tienen solo algunas cosas en común.

10 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

Desde el 20 de enero de 1997, cuando comenzó a operar Radio Net, los oyentes empezaron a comentarlo: como lectora de noticias allí había una mujer cuyo timbre de voz evocaba el de Judith Sarmiento, la voz femenina del espacio 6AM. 9AM, de Caracol.

Curiosamente, se llama también Judith. Es Judith Cepeda, bogotana, de 35 años, tiene un hijo de 17, y es la voz femenina en las noticias de La mañana de Radio Net.

Judith Sarmiento nació en Armenia un 20 de enero y, aunque la trajeron para Bogotá a los 4 años, se proclama paisa a morir . Tiene 44 años y una hija de 11. Ella es, hoy por hoy, la Primera Dama de la radio colombiana.

No se conocen entre sí ni se escuchan mutuamente en la radio. Sarmiento porque no oye noticias radiales en el resto del día para desconectarse . Cepeda porque se cuida de caer en la imitación inconsciente de su colega.

Cuando estaba pequeña, Judith Sarmiento vivió la paradoja de que le criticaban la voz. Esa niña cómo habla de maluco le decían a la mamá, por qué no la hace operar. No será que tiene arreglo? .

Mi voz, de ser un defecto, se convirtió en cualidad, por arte de birlibirloque , dice Judith, la de Caracol.

Pudo más el azar Ambas llegaron por azar a la locución. A Judith Cepeda, después de haberse graduado de idiomas en el Colegio Mayor de Cundinamarca, la mamá la empujaba a estudiar sistemas. En 1988 manejaba inglés, estaba perfeccionando francés y trabajaba en la embajada de Yugoeslavia, donde también, a fuerza de escucharlo , aprendió serbio-croata.

Un día, al salir de trabajar, pasé por la calle 45 y vi el Colegio Superior de Telecomunicaciones. Pedí un formulario y dije me voy a inscribir, no a sistemas, sino a locución. Fue como esa voz interior que le habla a uno. Presenté examen de admisión y, para sorpresa, me di cuenta que sonaba más bonito que los demás , recuerda Judith, la de Radio Net.

Por el año 72, cuando iniciaba la carrera de derecho en la Universidad Externado de Colombia, a Judith Sarmiento alguien le dijo que tenía una voz agradable. Eran los tiempos en que el Ministerio de Comunicaciones, mediante un examen de aptitudes, expedía licencias para ser locutor. Ella sacó licencia y la guardó.

Luego un compañero de estudios, publicista, le dijo que grabara una cuña. Pero, una vez la grabó, nunca la volvió a llamar: Después, siempre por casualidad, una prima conoció al locutor Alberto Cepeda Zubieta en una fiesta y se le ocurrió hablarle de mí. Le dijo que fuera a Todelar. Fui y le gustó mi voz. Me dijo que le interesaba, por mi oficio de abogada, para un programa llamado Con el campesino .

Así empezó y se fue quedando. Arturo Abella la llamó a televisión, después estuvo en el Noticiero Nacional, más tarde en RCN, entre 1983 y 1984, e inmediatamente fue llamada por Yamid Amat a 6AM - 9AM, de Caracol. Quise salirme muchas veces de la radio para irme a lo mío, pero nunca pude , dice.

Jamás hizo un curso de locución. Aprendí a trancas y a totazos , relata.

Imitarla no Judith Cepeda estudió en el Colegio Superior de Telecomunicaciones del 87 al 89. Una vez con licencia entró a Todelar, por donde había pasado casi diez años atrás Judith Sarmiento. Allí permaneció hasta 1995. Luego estuvo aprendiendo producción de televisión hasta cuando, a comienzos del 97, concursó para trabajar en la nueva Radio Net.

Cuando se presentó a la prueba se encontró con que Yamid Amat, en persona, era el examinador. Sobre Judith Sarmiento opina: Es toda una maestra no sólo en la lectura, sino que transmite credibilidad y seguridad. Procuro no escucharla por esa similitud, precisamente. Me genera mucho respeto y quisiera aprenderle de sus conocimientos, pero imitarle la forma de trabajar no .

Las llaman, por igual, espontáneos admiradores para decirles por teléfono las maravillas que sus voces les inspiran. Pero, pese a coincidencias y simetrías, son distintas y distantes.

Judith Sarmiento se autodefine como una mujer que ha llegado a donde está por su carácter recio. No me catalogaría como una persona dulce, timorata, nerviosa o asustadiza .

Judith Cepedase describe como una mujer espiritual, no rezandera y enemiga de autoalabarse. Considero que la voz es un regalo de Dios. Lo único que estoy haciendo es mostrándole a la gente un regalo .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.