Secciones
Síguenos en:
NADA ES GRATIS EN ESTA VIDA, Y MENOS EN MTV

NADA ES GRATIS EN ESTA VIDA, Y MENOS EN MTV

LA ACTITUD con la que vemos un comercial de televisión y con la que miramos un documental periodístico suele ser radicalmente diferente. Si bien ambas informan y hasta entretienen, la disposición nuestra a creer lo que nos dicen varía: porque sabemos que los avisos publicitarios buscan vendernos un producto, recibimos la información con cierta distancia. Una distancia que no guardamos cuando vemos un programa periodístico.

Qué pasa entonces cuando lo que los espectadores perciben como un programa periodístico, para los productores no es más que un producto de marketing? Cuando entre los programas y las propagandas no hay más que una diferencia de formato, porque en el fondo el objetivo no es más que vender un producto? La cadena de videos musicales MTV, por ejemplo, ha decidido borrar las fronteras entre lo editorial y lo publicitario.

Además de trasmitir videos musicales, MTV realiza notas especiales sobre películas y otros espectáculos que pueden asumir muchas formas como concursos, fiestas, apariciones de los actores en la casa de la playa de MTV y programas creados específicamente para promover una película. Lo que muchos no saben, es que nada de esto lo hacen por amor al arte.

DreamWorks, un estudio de Hollywood, para citar un caso, dice que pagó a MTV miles de dólares para producir un documental que le daba una mirada entre bastidores a la producción de la película de suspenso El Pacificador, estrenada el año pasado.

Ahora, Dreamworks quería que la protagonista de su última película Paulie fuera a MTV a lanzar el nuevo video de Madonna y VH1, una división de MTV, dijo que no. La razón? DreamWorks no había invertido suficiente dinero en publicidad. Según el estudio,VH1 dijo que tendrían que comprar unos US$150.000 en publicidad para que el artista apareciera en uno de sus programas. Aunque VH1 tiene otra versión de las negociaciones, John Popkowski, el ejecutivo encargado de la publicidad de MTV, reconoce que las distinciones entre la publicidad pagada y lo que la mayoría de los televidentes perciben como programación son arbitrarias. Cualquier publicidad contribuye a la promoción de una película, dice. Sería estúpido para nosotros dar eso gratuitamente, no? , dice Popkowski.

_ Eben Shapiro y Juanita León

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.