Secciones
Síguenos en:
ALZHEIMER TIENE NUEVAS DROGAS QUE DAN TREGUA

ALZHEIMER TIENE NUEVAS DROGAS QUE DAN TREGUA

Una mirada de Clive Cookson a las nuevas drogas, FT Por fin los doctores pueden recetar medicinas para mejorar los síntomas de los pacientes con Alzheimer. Estas nuevas drogas están lejos de ser una cura para la enfermedad - la forma más común de demencia, y se estima que afecta entre 10 y 20 millones de personas en todo el mundo - pero por primera vez ofrecen una tregua para el inevitable declive de la pérdida de la memoria y de las facultades mentales. Novalties, los grandes farmacéuticos suizos, está lanzando la última droga para el Alzheimer, la rivastigmina, en Europa; se espera que Estados Unidos la apruebe antes de finalizar este año. El donepzil, un producto similar, ha estado en el mercado internacional desde 1997 respaldado por Eisai de Japón y Pfizer de Estados Unidos.

En 1993 Warner Lambet de Estados Unidos lanzó la tacrina, pero sus beneficios eran pocos comparados con los efectos secundarios por lo que no tuvo éxito en el mercado. El Reino Unido se negó a darle licencia a la tacrine (también conocida como Cognex), aunque en muchos otros países sí se podía conseguir. Los analistas esperan que Warner Lambert continúe vendiendo 50 millones de dólares en tacrine al año, mientras las ventas de sus nuevos competidores podrán exceder los 1000 millones de dólares para el año 2000.

Todas estas drogas funcionan de la misma manera: incrementan los niveles de un importante químico, la acetylcholina, la cual es necesaria para que las células nerviosas se comuniquen entre sí. Como resultado del Alzheimer, la acetolina se reduce drásticamente en el cerebro de los pacientes.

Más específicamente, la droga inhabilita la acción de la cholinesterasa, una enzima que normalmente remueve las moléculas de acetilcholina después de haber cumplido su función de comunicar las células. Esto significa que las reservas de acetilcholina duran más en el cerebro.

Experimentos clínicos hechos con muchas personas indican que la rivastigmina (conocida como Exelon en el mercado), y la y el donepzil (conocida como Aricept) pueden detener la pérdida progresiva de las facultades mentales de los pacientes y moderar el Alzheimer por lo menos 6 meses.

Algunas personas muestran una mejoría, están más conscientes de donde están, pueden decir la hora y se pueden concentrar por más tiempo y tener más memoria, dice Richard Harvey, investigador del Grupo de Investigación de Demencia del Instituto Neurológico de Londres.

Nadie sabe que impacto pueden tener estas drogas en la progresión del Alzheimer a largo tiempo, que usualmente se demora 10 años en desarrollarse totalmente, desde los primeros síntomas hasta la inconsciencia total y finalmente la muerte. Aunque no están hechas para que combatan las causas desconocidas que produce la enfermedad - destrucción del cerebro por intoxicación y las plaquetas de proteína - Norvatis dice que cada vez hay más evidencia de que el Excelon puede detener el deterioro por algunos años.

Los inhibidores de la cholinestresa pueden tener efectos secundarios como náuseas, vómitos y mareos, pero éstos no son tan severos como para que los pacientes no puedan ingerirlos.

El Excelon y el Aricept tienen los mismos efectos y funcionan de la misma manera, entonces, cómo hacen los doctores para escoger entre uno u otro? La única diferencia es que el Aricept dura más por lo que sólo debe ser tomado una vez al día, mientras que el Exelon se debe tomar dos veces al día.

Aunque hay consenso médico acerca del gran avance de ambos productos sobre la tacrina, Harvey aconseja no hacer comparaciones entre ambas drogas hasta no encontrar más evidencias clínicas.

Es peligroso comparar los resultados por separado de las pruebas que se le han hecho a ambas drogas porque las condiciones serán muy diferentes. En este momento, sólo podemos concluir que los inhibidores de la cholinesterasa son una terapia muy efectiva contra el Alzheimer , dijo Harvey.

Otros inhibidores de cholinesterasa se encuentran en la últimas pruebas clínicas, y se espera que sean registradas como drogas entre 1999 y el año 2000. Entre estas están el metrifonate de Bayer en Alemania, y la galantamina desarrollada conjuntamente por Shire de Reino Unido y Johnson & Johnson de Estados Unidos.

Otras drogas también prometen en controlar los síntomas del Alzheimer. Por ejemplo, recientemente Johnson & Johnson anunció que la risperidone (Risperdal), es un antipsicótico que se introdujo en 1933 para tratar la esquizofrenia, y que puede aliviar algunos síntomas del Alzheimer.

Como muchos otros nuevos tratamientos, estas drogas pueden causar dificultades financieras para las empresas que prestan servicios de salud, pues el tratamiento de Excelon para un año, cuesta 821 libras esterlinas por paciente.

Las autoridades de la salud tienen un gran problema con el financiamiento de estos nuevos tratamientos, porque ningún dinero ha sido recaudado previamente para tratar esta enfermedad , dijo Paul Hooper director médico del hospital Eisai del Reino Unido.

Jim Jackson, director del centro de caridad Alzheimer de Escocia, describe los resultados del Aricept con muchos altibajos, pues algunos pacientes tienen financiación para su droga mientras otros deben pagar por ella. Esta prescripción es inaceptable. Necesitamos una política nacional para que todos los pacientes tengan el mismo derecho a vivir .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.