AHORA PUEDO ABRIR LOS BRAZOS E IRME

AHORA PUEDO ABRIR LOS BRAZOS E IRME

30 de julio 1998 , 12:00 a. m.

A Alejandra Borrero le brillan los ojos y le sonríe cada poro de su cuerpo, debe ser porque para ella actuar es exorcizar los dolores del alma .

Hoy, ella asume un nuevo reto, el de convertirse en Carmen Elvira Restrepo Ospina, la tercera hija de una familia típicamente paisa, adinerada; una mujer inquieta, analítica y comprometida socialmente que se enamora de un activista universitario, en los años 70. Esa es parte de la historia de Amores como el nuestro, el dramatizado de Punch Televisión que se verá desde hoy, a las 8:30 p.m., por el Canal Uno.

Y mientras Carmen Elvira se posiciona como heroína de los televidentes, Lela Borrero -como le dicen sus amigos- lo deja todo y se va a Miami, durante un año, a estudiar inglés, a vivir. Desde allá tendrá que viajar con frecuencia para las grabaciones, pues la serie se hace hasta febrero.

Por eso cerró su casa de La Calera, se ocupó de que los caballos quedaran bien cuidados y empacó sus esencias florales, las mismas que se aplica debajo de la lengua para conservar la calma, para relajarse y para mil cosas más: Cuando tengo un estreno de teatro, la semana anterior me preparo una fórmula que llamo de examen y que es para disipar el miedo, para estar inspirada .

Qué significa este personaje en su carrera? El riesgo más grande, pues empieza de 25 años y termina de más de 40. Yo no quiero parecer menor, quiero ser menor. Yo tengo 35 y me siento plena. La caracterización es dispendiosa, ha sido difícil. Quiero ver la reacción del pueblo paisa. Carmen Elvira es impetuosa mientras yo estoy en un momento más tranquilo de mi vida.

Cuáles son los elementos para que la serie guste? El amor, que está presente en toda la serie y para todos los personajes; la aventura y la acción.

En qué radica su tranquilidad de hoy? Los años traen tranquilidad. No me siento vieja sino más tranquila. Tengo más claridad de lo que quiero y cómo lo quiero. Ahora puedo comparar con mi época intranquila, es que uno solo sabe cuán feliz se es cuando ha sido infeliz antes.

Usted hizo todas las locuras? Mucra me lanzo a otra. Es una locura soltarlo todo teniendo un nombre aquí y estando establecida como actriz. Es la parte adolescente de mi vida.

No le asusta envejecer? Como dice Mayolo (Carlos, el director de cine): Las arrugas son como los rayones de los discos . Me han salido algunas canas en estos meses, pero soy feliz. Creo que la vejez vendrá con todas su cosas maravillosas. Ahora estoy más plena como mujer y eso se me nota.

Y cómo actriz, en qué momento está? Estoy buscando retos nuevos.

Y Miami? Voy a buscar trabajo, a mirar perspectivas.

Acaso no hay propuestas en Colombia? Sí, además la televisión colombiana es la mejor y yo preferiría trabajar aquí, pero este es un viaje que he pospuesto muchas veces, es parte de mis propios requisitos de vida; espero poder estudiar, mejorar mi inglés.

Pero Miami no es el mejor lugar para estudiar? No es el más adecuado para estudiar pero si para la televisión latina pues es allí donde se abre uno a los Estados Unidos. Allá puedo mirar con otros ojos, escoger. Además ahora tengo espacio para irme, si no es ahora nunca será. Ahora puedo abrir los brazos e irme.

Ha pensado que allá será una más y le tocará demostrar? Sí, seguramente me tocara hacer casting, nunca he hecho uno. Claro que no pienso ir a arrancarme los pelos en una batalla con todos los demás que están haciendo fila. Todo se hará si Dios quiere.

Sus directores? Mayolo es un poeta, Pepe Sánchez me da libertad de hacer y experimentar, Víctor Mallarino es inteligente, Kepa Amuchástegui tiene escuela y se le nota el paso por los clásicos y Andrés Marroquín es claro y metódico, no deja cabos sueltos.

Una característica básica? En este trabajo hay que tener humildad, hay gente que llega pensando que es la maravilla y se choca consigo misma. En todo actor poco tiene que ver el talento al lado de la perseverancia y el respeto.

Amores de televisión (Recuadro) Es la historia de dos familias: los Restrepo Ospina son dueños de textileras y una típica familia paisa, con buenos recursos económicos. Los Salazar son los hijos de Margarita, una obrera de la textilera. Paralelamente se cuentan las vidas de los dos grupos y a la par se van tejiendo historias de amor como las de Carmen Elvira Ospina, enamorada de un activista político y también cortejada por un muchacho de buena posición. Se graba en Medellín.

Actúan Helena Mallarino, Helios Fernández, Carlos Ernesto Benjumea, Alejandra Borrero, Gloria Gómez, Dora Cadavid, Claudia Liliana González, Cristina Umaña y John Alex Toro. Dirige Andrés Marroquín (La otra mitad del sol), los libretos son de Alexandra Cardona( Confesión a Laura).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.