Secciones
Síguenos en:
GATT: FRUSTRACIÓN PARA AMÉRICA LATINA

GATT: FRUSTRACIÓN PARA AMÉRICA LATINA

La recta final de las negociaciones del Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT) produce frustración en los países latinoamericanos al constatar que la liberalización de la economía mundial depende de la guerra entre tres grandes bloques: Comunidad Europea (CE), Japón y Estados Unidos. El problema en la octava serie de la Ronda de Uruguay es la guerra comercial no declarada entre los tres bloques, mientras que el resto de los países menos desarrollados no tienen nada que hacer , según la opinión generalizada de expertos economistas consultados por EFE en varios países de América Latina.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
21 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

Frente a la confrontación actual de los grandes bloques, Latinoamérica solo puede esperar que se logre un acuerdo para recibir automáticamente sus beneficios , dicen.

La idea inicial de que la formación de bloques comerciales en la región latinoamericana NAFTA, libre comercio Estados Unidos, Canadá y México; Mercosur, Pacto Andino, y otros, podría influir para que este continente tuviese una posición más fuerte en el seno del GATT no tiene demasiado eco puesto que estos procesos van demasiado lentos .

Según los analistas latinoamericanos consultados, los grandes todavía arrollan con sus propuestas al Tercer Mundo.

En el caso concreto de América Latina esto se observa en las posturas inflexibles sobre productos como el banano, azúcar, soya, café y otros prioritarios para muchas economías de la región.

En este sentido se destaca cómo el deseo de eliminación total de las subvenciones agrícolas, necesario en estos países para aumentar las exportaciones y contribuir a su desarrollo, choca con la batalla en contra que defienden bloques como la CE, oleaginosas, banano y Japón, arroz.

Existe el peligro de que la conformación de bloques como la CE o el de Estados Unidos produzca un cierre comercial hacia el resto del mundo y eso iría en contra del espíritu del GATT que busca el libre comercio multilateral , declaró Isaac Mario Katz, director de Economía en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

El proteccionismo de la CE y de Estados Unidos, sobre todo en términos de los productos primarios agropecuarios, muy especialmente del azúcar, penaliza severamente las economías latinoamericanas, según José Luis de Ramón Picazo, presidente de la Asociación de Puestos de Bolsa de la República Dominicana.

GATT es de los grandes La poca importancia de Latinoamérica como bloque de presión en el GATT es defendida por el economista boliviano Manuel Mercado, experto integracionista, para quien los acuerdos comerciales latinoamericanos no tienen ninguna importancia en la recta final de las negociaciones del GATT .

El GATT dijo está manejado por las grandes potencias y dirigido a los países industrializados por lo que los países subdesarrollados nada tienen que hacer y menos influir .

El ministro de Economía y Finanzas del Uruguay, Ignacio de Posadas, opinia que los acuerdos regionales no deben trabar la apertura sistemática de Latinoamérica hacia el resto del mundo .

Emilio Fadlala, experto en temas de integración regional y asesor de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), considera que bajo el paraguas de los acuerdos comerciales se tiene más posibilidades de llegar a un compromiso final en el GATT.

En el caso concreto de Mercosur, sin embargo, no existen suficientes acuerdos internos como para esperar que el bloque acuda a negociar como tal en la Ronda Uruguay , señaló.

En la misma línea, el economista peruano Augusto Alvarez Rodrich, director de la empresa consultora Apoyo, dijo que los procesos de integración regionales latinoamericanos son lentos y no influyen de forma directa en las negociaciones del GATT ya que estas se realizan entre los grandes grupos de Europa, Estados Unidos y Japón .

Según el economista ecuatoriano Alberto Acosta, del Instituto Latinoamericano de Investigaciones Sociales (ILDIS), los acuerdos comerciales latinoamericanos apoyan la corriente aperturista que de una u otra manera sustenta las posiciones del GATT, pero muy poco pueden hacer para agilizar realmente las negociaciones.

Dentro de esta organización subrayó se debaten los intereses de las grandes potencias industrializadas antes que los problemas de los países subdesarrollados .

La guerra comercial, por ejemplo, se manifiesta en la política restrictiva de Europa frente a las importaciones agrícolas, las barreras arancelarias de Estados Unidos para la importación de acero y las limitaciones de las naciones asiáticas frente a las importaciones procedentes de otras regiones , añadió Acosta.

Colombia: sí al GATT El economista colombiano Jorge Ramírez Ocampo, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores (Analdex), dijo que el GATT es un instrumento más importante para los países latinoamericanos de lo que considera normalmente la opinión .

En América Latina agregó ese sistema se ve como remoto y lejano, que no tiene relación directa con los procesos de desarrollo de reforma social y económica. Y es todo lo contrario , dijo.

Para Ramírez si no hay un marco claro en las reglas de juego para el comercio mundial, con capacidad coercitiva sobre los países adherentes, el colapso del comercio mundial puede llegar a unas proporciones tremendamente graves .

Hugo Noé Pino, ex presidente del Colegio Hondureño de Economistas, introdujo la cuestión de si los acuerdos comerciales deben ser una base de apoyo a las negociaciones del GATT.

Acuerdos violados Para el experto nicaragense Oscar René Vargas, el problema de los acuerdos para regular el comercio mundial es que a pesar de que se firmen documentos se ponen trabas para cumplirlos .

El ministro de Comercio Exterior de Costa Rica, Roberto Rojas, destacó el énfasis que se ha venido dando en Latinoamérica a las negociaciones del GATT y considera prioritario que avancen para ir perfeccionando los procesos de apertura comercial.

Para Rogelio Alvarado, asesor del Sindicato de Industriales de Panamá, si bien en la Ronda Uruguay el comercio de mercancías es importante, prueba de ello es que está obstaculizando alcanzar el acuerdo final. Hay cuestiones más importantes que se están negociando .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.