Secciones
Síguenos en:
LIMOSNA, RECURSO DE DEPORTISTAS

LIMOSNA, RECURSO DE DEPORTISTAS

Es la misma historia, el eterno problema que tienen los deportistas que quieren representar a su tierra en una competencia: no tienen plata para financiar los gastos y deben tocar muchas puertas para conseguirla. Es una historia de nunca acabar.

Martín Emilio Moozo López, calificó en las pruebas nacionales que se realizaron en Bucaramanga, para ir al Campeonato Mundial para Limitados Visuales, evento que se realizará del 14 a 26 de julio en Madrid.

La Ley del deporte establece en varios de sus artículos que a los deportistas talentosos se les debe facilitar los recursos y las condiciones necesarias para que puedan entrenar y participar en los torneos de carácter nacional o internacional. Pero, al menos en el caso del atleta boyacense, las cosas no son así. En todas sus participaciones, dentro y fuera del país, ha tenido que recurrir al viejo sistema, a la frase mágica: ayúdenme por favor .

Mozo (estuvo postulado para integrar los 100 de Oro del deporte colombiano), ha hecho méritos suficientes para que se le dé el mismo tratamiento y apoyo que a otros deportistas, claro que casos como el suyo son muchos y no solo en Boyacá. No sé si a mi me hacen a un lado por el hecho de ser invidente pero desde principio de año me he dedicado a pasar solicitudes, proyectos, cartas y rogarle a instituciones y personas, para que me den los dineros para viajar a España en el próximo mes de julio , dice Moozo.

Le dan $200 mil A mediados de enero del presente año pasó un proyecto bien sustentado al Instituto de Recreación y Deporte de Tunja. Lo presentó a nombre del Club Social y Deportivo Alivboy, con un cronograma de actividades y el presupuesto para participar en diferentes eventos durante 1998. Sin embargo, el organismo le respondió que no hay plata y lo único que le pueden ofrecer es el equipo de uniformes por un valor de 200 mil pesos.

A las personas naturales la Ley del deporte no permite dar dinero pero, explica Moozo, la solicitud la hizo el Club que está tramitando su reconocimiento deportivo y es figura jurídica.

A nivel nacional existió una organización, Advilicol, que representaba al gremio de atletas discapacitados y se encargaba de gestionar auxilios y respaldo ante Coldeportes.

A través de esta asociación consiguió que le inscribieran para las competencias de España pero Advilicol desapareció para dar paso al Comité Paraolímpico que está en proceso de legalización y no puede tramitar recursos hasta tanto no tenga el reconocimiento deportivo. Por esa razón no puede recurrir a este organismo.

El viaje a España le cuesta aproximadamente 3 millones 500 mil pesos y los gastos de estadía 1 millón y medio. En esta justa orbital, se dan cita unos 250 atletas de más de 120 países. Moozo ha sido el atleta colombiano que más triunfos y participaciones destacadas ha conseguido en los eventos fuera del país.

Participó en el Panamericano de Atletismo para Invidentes realizado en Argentina en 1995 y ganó el título al imponerse en los 10 mil metros. Su más reciente actuación la hizo en los Juegos Paraolímpicos de Atlanta, donde fue cuarto en los 5 mil metros y quinto en los 10 mil. También estuvo en los encuentros atléticos de Brasil en los que alcanzó el tercer lugar.

Un amor que no da Nacido en Soracá, municipio vecino a Tunja, Moozo tiene 32 años, es ciego desde los 19. Está dedicado al atletismo porque es su vida, aunque no le ha dado para comer. Vivo de la venta de bolsas, me gano unos 80 o 100 mil pesos al mes y recibo pequeñas ayudas, pero tengo que pasar muchas dificultades para poder vivir , dice el invidente.

Durante su carrera deportiva ilustres políticos y dirigentes le aconsejaron que se superara para que le pudieran ayudar, después de cinco años con mucho sacrificio terminó Economía en la UPTC, y nada de lo que prometieron se ha cumplido. Como dice él, no han sido más que promesas y reconocimientos y palmaditas en la espalda. Tengo medallas, trofeos y diplomas, pero escasamente gano para poder pagar el arriendo de una pieza .

Moozo, que es tricampeón de los Juegos Nacionales, recuerda que muy pocas personas que le han ayudado para viajar. Sus ingresos derivan de la venta de bolsas para la basura y pequeños auxilios que recibe en torneos locales o departamentales. En algunas carreras atléticas me gano 30 o 50 mil pesitos que me sirven para mejorar las entradas, tengo que mantener a un niño, Henry Leguizamón, que es el que me ayuda y me sirve como guía , dice el invidente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.