CUENTA DE COBRO

En 1991, el M-19 a través de su vocero Antonio Navarro Wolff exigió la revocatoria del mandato de los congresistas elegidos por siete y medio millones de colombianos, esto es, por la más alta votación de todos los tiempos. El presidente Gaviria le dio luz verde a esa arbitraria petición de un movimiento recién salido de la clandestinidad, y en la Casa de Nariño en una fría y aciaga madrugada se pactó la disolución de las cámaras, lo que se constituyó en un golpe de mano contra una de las ramas del poder público legítimamente constituida. Ese hecho bochornoso para nuestra democracia constitucional se cumplió, desafortunadamente, con la participación de eminentes signatarios que hoy podrán calificar mejor que nosotros tan funesto despropósito. Tres años después sin que hubiera mediado presión ni solicitud de nadie el pueblo le acaba de revocar directamente el mandato a los congresistas de la AD-M19, despojándolos de todas sus curules en las cámaras legislativas. Así, las mayorías naci

22 de marzo 1994 , 12:00 a. m.

Caso semejante al del M-19 ha sido lo ocurrido al Movimiento de Salvación Nacional, aliado de Navarro en todas sus andanzas en la Constituyente, pues con la excepción del doctor Enrique Gómez Hurtado quien se salvó del diluvio por su propio prestigio personal, no ingresaron al Senado aspirantes como el doctor Luis Guillermo Nieto Roa, quien basó su campaña contra la clase política tradicional.

Y lo propio podría predicarse de otros notables náufragos ex constituyentes, a quienes los electores no respaldaron, en un acto de clara reivindicación política para quienes seguimos creyendo en la legitimidad de las instituciones, y en un estado de derecho que no debe tener solución de continuidad, como la tuvo en 1991.

Así sea merecida la desaparición de la AD-M19, y la minimización del MSN, en cuanto a su representación en el Congreso Nacional, es importante colocar sobre la mesa de discusiones el tema de la circunscripción nacional para elegir senadores de la república. Habrá que examinar la propia filosofía de este sistema y concebirlo exclusivamente para las minorías políticas que, en nuestro concepto, siempre deben tener representación en las cámaras legislativas.

También debe tenerse en cuenta que el concepto de unidad nacional que se debe reflejar en la composición del Congreso de la República no sufra menoscabo, pues ocho departamentos no contarán con voceros propios en el Senado, según los resultados de las eleccioens del 13 de marzo. Y ello se debió al sistema de la circunscripción nacional.

Este y otros temas se tratarán en el futuro con mayor amplitud, y hoy, fundamentalmente, queríamos poner de presente cómo el pueblo se encargó de reivindicar a quienes defendimos el estado de derecho, cuando en 1991 se produjo un claro desconocimiento de sus principios tutelares.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.