DEFINIDAS REFORMAS A ESTATUTO PARA LA DEFENSA DE LA JUSTICIA

DEFINIDAS REFORMAS A ESTATUTO PARA LA DEFENSA DE LA JUSTICIA

Seis días antes de ponerlo en vigencia, el gobierno prepara reformas al Estatuto de la Defensa de la Justicia, instrumento básico en su estrategia de lucha contra el narcotráfico y el terrorismo. Las enmiendas, que buscan esencialmente fortalecer los controles atribuidos a la Procuraduría frente a la aplicación del Estatuto, se harán con base en decretos de estado de sitio que están siendo perfeccionados.

11 de enero 1991 , 12:00 a.m.

El Procurador General de la Nación, Carlos Gustavo Arrieta Padilla, dijo a EL TIEMPO que el ejecutivo comparte la idea de que resulta fundamental para protección de los derechos y garantías de las personas resaltar el papel que ha de cumplir el Ministerio Público .

Agregó que el estatuto define en buena parte procedimientos administrativos para aplicación de normas penales, y dijo que es fundamental que se ejerzan controles expeditos para prevenir cualquier desviación.

Señaló que para lograr ese objetivo se hizo necesario definir poderes más claros en cabeza de la Procuraduría .

El control sobre los procesos adelantados al amparo del régimen de excepción estarán a cargo de fiscales de Orden Público y agentes especiales.

El Procurador ha sostenido varias reuniones con el ministro de Justicia, Jaime Giraldo Angel, para definir conjuntamente la órbita en la que actuará el organismo fiscalizador.

el Estatuto fusiona las jurisdicciones de Orden Público y Especializada y asigna a las fuerzas militares y a los organismos de seguridad funciones excepcionales de orden público.

Una de sus disposiciones relevantes autoriza, en casos especiales, la retención de personas, la práctica de allanamientos y la intervención de comunicaciones sin orden judiciales, en casos que no sea fácil contar con el concurso del juez que debe aprehender el conocimiento del caso.

Las atribuciones especiales que tendrán los fuerzas de seguridad son susceptibles de afectar las garantías de los sindicados, por lo cual el nuevo régimen prevé también una vigilancia especial por parte de la Procuraduría.

Los críticos del Estatuto, entre los que figura la Asociación Nacional de Funcionarios y Empleados de la Rama Jurisdiccional (Asonal), han expresado sus reservas frente al hecho de que los procesos sean conducidos por jueces secretos o jueces sin rostro .

Según ellos, esa circunstancia, sumada a que las pruebas solo puedan ser controvertidas en la fase del juicio, son lesivas para las garantías procesales.

Trascendió también que a raiz del reciente relevo en la Jefatura del Ministerio Público, la Procuraduría pedirá a la Corte Suprema de Justicia que comiencen a correr de nuevo los términos para el control constitucional del Estatuto.

El Procurador prepara actualmente en concepto de constitucionalidad que debe rendir ante el máximo tribunal de la justicia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.