EL INCESTO, BAJO LA LUPA DE LA CORTE

EL INCESTO, BAJO LA LUPA DE LA CORTE

El incesto, una conducta que desde tiempos ancestrales de la humanidad ha sido repudiada y castigada por la mayoría de las civilizaciones, desde ayer es objeto de una controversia en los estrados judiciales.

29 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Una demanda presentada ante la Corte Constitucional busca que las relaciones sexuales entre padres e hijos y entre hermanos y hermanas dejen de ser consideradas como delito, por el solo hecho de existir un vínculo de parentesco. Hoy en día, el incesto está tipificado como delito. Su pena es de 6 meses a 4 años de prisión (Artículo 259 del Código Penal).

Alberto Franco, el demandante, afirma que la Corte debe despenalizar el incesto. Al fin y al cabo, argumenta, se trata de un problema moral y no jurídico, pues es parte de la libertad y la autonomía personal.

Esto no significa, dice, que los menores de edad o la familia queden desprotegidos, pues en su defensa han sido establecidos delitos como la violación o el estupro, que castigan a quienes obligan a otros o se aprovechan de ellos para tener relaciones sexuales (ver recuadro).

Ayer, la Corte escuchó en audiencia pública las opiniones de antropólogos, sociólogos, abogados y filósofos con el fin de definir si avala o no el incesto como delito.

Ante la Corte, un bloque, liderado por la Iglesia Católica y la Procuraduría, sostuvo que la penalización se justifica como un medio para proteger a la familia.

Sin embargo, la representante de la Consejería Presidencial para Derechos Humanos, Argelia Londoño, consideró que la prohibición debe ser eliminada, pero sólo cuando se trata de situaciones que involucran a los adultos. Los niños, en su criterio, deben mantener el amparo legal.

La Corte deberá definir cuáles son los límites de los derechos al libre desarrollo de la personalidad, la libertad individual y la protección familiar.

Es un atentado contra la familia Javier Tobo Procurador auxiliar El día en que nuestra sociedad no se afecte por el incesto, el legislador podrá tomar la decisión de legalizarlo, pero mientras esa idea nos produzca rubor y sigamos sintiéndola como un atentado contra nuestras familias, esta conducta deberá seguir siendo prohibida .

Para el representante de la Procuraduría, Javier Tobo Rodríguez, el incesto es una conducta reprobable porque así lo establecen las costumbres y los principios que rigen nuestra sociedad actual.

En opinión del Ministerio Público, es por esta razón que la ley puede darle carácter delictivo y establecer sanciones en su contra, aunque se trate de una excepción al libre desarrollo de la personalidad.

Afirmó que este derecho no es absoluto y que existen límites que se le pueden imponer como consecuencia de los valores y principios que son importantes en un momento para una comunidad.

Familia debe ser protegida Alfonso Gómez Méndez, fiscal General de la Nación En opinión del fiscal General de la Nación, Alfonso Gómez Méndez, desde el punto de vista constitucional, el legislador está en la posibilidad de determinar libremente qué conductas pueden ser consideradas o no como delitos.

Esto depende en últimas de la evaluación que se haga en un determinado momento de las circunstancias y costumbres que respete la sociedad.

En Colombia, de acuerdo con el Fiscal, el incesto ha sido consagrado en todos los códigos penales como delito, porque tradicionalmente, según los criterios de nuestra sociedad, ha sido considerado como una conducta reprochable.

El Fiscal dijo que este es un caso en el cual la libertad personal está en conflicto con la protección de la familia. En su concepto, lo más importante es el amparo familiar debido a su trascendencia en la sociedad.

Iglesia cuestiona fallos de la Corte Monseñor Fernando Sabogal Representante del Episcopado Colombiano El representante del Episcopado Colombiano, Monseñor Fernando Sabogal, sostuvo que hay razones de seguridad, salubridad y moralidad pública que justifican que el incesto sea considerado como un delito.

De acuerdo con Monseñor, las sentencias más polémicas que ha proferido la Corte han sido las que han interpretado ese derecho, precisamente porque se han basado en una concepción errónea de la libertad, propia de una antropología individualista.

En opinión del prelado, si la Corte con base en estos argumentos decidiera despenalizar el incesto desconocería que uno de los principales deberes del Estado es proteger la integridad de la familia, como núcleo primordial de la sociedad .

En este sentido, dijo, es posible que el legislador determine libremente qué sanción imponer a una conducta que atenta contra la familia, sin que la Corte pueda discutir las razones constitucionales en que se basó.

Adultos tienen libertad sexual Argelia Londoño Vélez Consejería Presidencial para DD.HH.

En opinión de la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos se debe diferenciar entre el incesto protagonizado por mayores de edad de manera consentida y el que cometen los mayores contra los niños y adolescentes.

Este último es una forma de agresión que atenta contra los derechos de los niños y debe ser fuertemente castigado. En cambio, el primero debe ser despenalizado porque escoger el compañero sexual hace parte de la libertad sexual de cada persona adulta.

La despenalización del incesto consentido entre personas mayores de edad salvaguardaría su derecho al goce de una sexualidad plena, libre y sana. Lo contrario, podría estar vulnerando la libertad de algunas personas , afirmó la vocera de la Consejería, Argelia Londoño.

Precisó que en estos casos, no es un proceso penal la forma de ayudar a estas personas sino brindarles una atención sicológica y pedagógica.

No se debe despenalizar Ligia Echeverri Angel Socióloga La penalización del incesto no evita que esta conducta se presente, pero es el único mecanismo capaz de disuadir a las personas de cometerla , opina la sicóloga Ligia Echeverri Angel.

De acuerdo con su concepto presentado a la Corte Constitucional, debe evitarse cualquier factor que afecte las ya de por sí complicadas relaciones familiares, en las cuales se basa la sociedad. De este modo, la despenalización del incesto tendría unos inadecuados efectos sociales.

La socióloga les explicó a los nueve magistrados que todas las sociedades están basadas en un sistema de parentesco, que depende de reglas culturales que son definidas por el hombre y que tienen su razón de ser, pues es la familia la encargada de la crianza y la socialización. Defendió el amparo de los niños y de la familia consagrado en la Constitución de 1991.

Qué es el incesto? La ofensiva jurídica ante la Corte Constitucional busca dejar sin vigencia el delito de incesto consagrado en el Código Penal.

Su Artículo 259 lo define así: El que realice acceso carnal u otro acto erótico sexual con un descendiente o ascendiente, adoptante o adoptivo, o con un hermano o hermana, incurrirá en prisión de seis meses a cuatro años .

No obstante, si el incesto deja de ser penalizado por decisión de la Corte, eso no significa que el abuso de menores o la violación se queden sin castigo en Colombia.

De hecho, este delito se refiere solo a que exista parentesco entre las dos personas que tienen la relación sexual, pero no tiene en cuenta ni sus edades ni la forma como esta se produjo.

En cambio, existen otros delitos que sancionan a las personas que tienen una relación sexual usando la violencia, engañando a su víctima o aprovechándose de menores de edad.

En todos estos casos, no solo se sanciona el acto sexual como tal sino cualquier tipo de caricias o acercamientos sexuales.

Así, es delito toda relación que se tenga con un menor de 14 años de edad, así este haya consentido en tenerla.

También lo es tener un acto sexual con un joven entre los 14 y los 18 años, si se obtuvo su consentimiento a través de engaños.

En 1997 se denunciaron en el país 11.219 casos de abuso sexual, de los cuales, en 6.436 las víctimas tenían entre 5 y 14 años (57,4 por ciento) y en 1.821 tenían entre 15 y 17 años (16,2 por ciento).

Para Rodolfo Cano, asesor de la Defensoría Delegada para el Niño y la Familia, los casos de abuso sexual en la familia se presentan por la descomposición social y de la familia y el abuso de las drogas, entre otros.

En la mayoría de los casos, estas situaciones se presentan en los estratos bajos, pero también ocurren en los altos, aunque en estos últimos es mayor el número de casos que no se denuncia.

TESTIMONIO Me dijeron que su tío se había pasado Lucía*, una empleada del servicio doméstico, tuvo que enfrentarse a toda su familia para defender a sus dos hijas de 6 y 8 años, que habían sido violadas por su cuñado Omar*.

Nadie le creyó, incluyendo a su esposo Juan* y a su hermana que está casada con Omar. Las dos familias vivimos cerca y las niñas eran como hijas de Omar y de mi hermana, por eso nunca sospeché que pudiera estar pasando algo raro , dice Lucía a este diario.

El caso sucedió en 1986 (hoy sus hijas ya tienen 20 y 18 años) en un barrio del sur de Bogotá. Un día cuando Lucía llegó de sus labores en diferentes casas como empleada del servicio encontró a sus hijas en una actitud rara. Les preguntó qué les pasaba y una de ellas confesó que su tío Omar la había violado y la otra niña señaló que a ella también le había hecho lo mismo.

Lucía no dudó en contarle a la familia lo ocurrido. Eso no es cierto, y si fuera así usted tiene la culpa por dejarlas solas para irse a trabajar , le recriminó Juan a su esposa.

Desde ese momento, Lucía no solo tuvo que iniciar los trámites para la denuncia sino enfrentar las recriminaciones de su suegra, su cuñado, su esposo y sus dos hermanas que le exigían que retirara la denuncia porque eso no era cierto. Mi hijo no es ningún violador y lo que usted quiere es perjudicarnos , recuerda Lucía que le dijo su suegra.

La lentitud en el proceso desesperaba a Lucía, que veía que la justicia le exigía testigos y fotos que comprobaran que Omar había abusado de sus sobrinas. Imagínese dónde voy a encontrar unos testigos de ese hecho?, si eso ocurrió en la casa de mi hermana. Además ella, mi suegra y otra de mis hermanas atestiguaron que Omar nunca estuvo a solas con las niñas , dice.

Era tal la angustia que Lucía atentó contra su cuñado, le hirió levemente mientras él estaba tomándose unos tragos con amigos.

Hoy, 12 años después del hecho, el caso está archivado por falta de pruebas. Las dos hijas de Lucía siguieron sus vidas y según su mamá se recuperaron del trauma.

*Los nombres son ficticios.

Episodios en la historia Según Claude Levi Strauss, la prohibición universal del incesto puede considerarse como el punto de partida de la civilización humana. Previa a esa prohibición una gran promiscuidad dominaba las relaciones familiares y el apareamiento siempre se producía entre miembros del mismo clan.

Son razones de seguridad y de comercio las que persuaden al hombre primitivo de la conveniencia de buscar mujeres en las otros clanes. De ese modo, se pueden conseguir alianzas para intercambiar objetos y comida y además defenderse de los embates de otras tribus. Es, entonces, cuando el matrimonio exogámico (entre grupos familiares distintos) se vuelve una norma y se prohíbe expresamente el incesto.

Desde allí todos los estudiosos coinciden en que el incesto se convierte en uno de los actos más execrables de la cultura occidental. En la Biblia está escrita la referencia más antigua que se conoce sobre esta conducta, cuando Lot, luego de perder a su mujer en la huida de Sodoma y Gomorra, termina teniendo relaciones sexuales con sus hijas, algo abominable a los ojos de Dios.

Paradójicamente en el antiguo Egipto el incesto era una costumbre, no solamente aceptada sino totalmente practicada por las clases altas. Inclusive en su mitología, las máximas deidades, Osiris e Isis, eran dos hermanos que estaban casados. De allí se desprendió la costumbre de muchos faraones de desposar a sus hermanas.

En occidente, en cambio, es una conducta considerada como execrable, desde Edipo casado con su madre, en la Grecia clásica, hasta el papa Alejandro Sexto que sostenía relaciones con su hija Lucrecia Borgia en el renacimiento.

Para tener en cuenta Cómo reconocer que un niño está siendo víctima de abuso sexual? - Cuando cambia de manera drástica su comportamiento. Por ejemplo, comienza a tener falta de apetito, pesadillas, temores, bajo rendimiento escolar, agresividad y rebeldía. En el caso de los jóvenes, hay intentos de suicidio, consumo de sustancias sicoactivas y conductas sexuales promiscuas.

- Cuando se descubre que el problema de infección urinaria o de falta de control de esfínteres no tiene una causa física sino emocional.

- Cuando se descubre que padece una enfermedad transmisible sexualmente.

- Cuando simula con sus compañeritos el acto sexual (coito).

- Cuando emplea frases ambiguas sobre abuso sexual. Parece que a muchos niños los molestan los adultos. Debe ser terrible que a uno lo toquen .

Para Rodolfo Cano, asesor de la Defensoría Delegada para la Niñez y la Familia, los perfiles de los abusadores son en su orden: padres, padrastros, familiares (tíos, hermanos, primos), conocidos de la familia, compañeros de colegio y un último rango sin determinar.

Los casos de abuso sexual en la familia se presentan por la violencia en los hogares, la descomposición social y de la familia, el abuso de las drogas, entre otros. Estas situaciones se presentan mucho en los estratos bajos, pero también en los altos, pero en estos últimos muchas veces no se denuncia.

Alternativas de la sentencia La ponencia que definirá si la Corte Constitucional respalda o no la penalización del incesto en Colombia le correspondió al magistrado Carlos Gaviria Díaz.

Qué alternativas tiene la Corte? La primera consiste en respaldar el delito de incesto, tal y como está tipificado en el Código Penal. En este caso, la situación no tendría modificación. Puede incluso darle su bendición , pero con condicionamientos.

La otra posibilidad se basa en la opción de la Corte para acabar con la pena de cárcel por el delito de incesto: 6 meses a 4 años de prisión. Así, la Corte podría determinar que quienes incurran en ese delito ya no irán tras las rejas.

Esta última alternativa tiene como sustento el libre desarrollo de la personalidad, la autonomía individual y la libertad.

Se trata de las mismas tesis que, lideradas por Carlos Gaviria, llevaron a la Corte a despenalizar el 5 de mayo de 1994 el consumo de la dosis personal de las drogas y a permitir, el 20 de mayo de 1997, la eutanasia para los enfermos terminales. Dos de las decisiones que incluso enfrentaron en su momento a la magistrados con la Iglesia Católica.

En otros países España Madrid El incesto no existe como delito en la legislación penal española. Sólo se considera una circunstancia de agravación punitiva de los delitos de agresión sexual y de abuso sexual, contemplados respectivamente en los artículos 178 a 180 y 181 a 183 del Código Penal, que entró en vigencia a principios de 1996.

Esto significa, según José María Serret, profesor de derecho criminal en la madrileña Universidad de San Pablo Ceu, que quien prevaliéndose de su parentesco atente contra la libertad sexual de una persona, utilizando la violencia o la intimidación y sin el consentimiento de la víctima, será sancionado con una pena mayor a la prevista para esos delitos.

Las penas para este tipo de conductas van de 1 a 15 años de privación de libertad , afirma Serret. Cuando concurre el agravante de parentesco, serán de 4 a 10 años de prisión, a menos que haya habido acceso carnal, en cuyo caso será de entre 12 y 15 años. Se entiende el acceso carnal como la introducción de objetos o la penetración .

Respecto de los abusos sexuales entre parientes, las penas oscilan entre los 6 y los 12 meses de multa si no hay acceso carnal, y entre uno y seis años de prisión si lo hay , agrega José María Serret. La multa consiste en una sanción pecuniaria que debe abonarse desde cinco días hasta dos años a razón de entre 1.2 y 320 dólares diarios .

Las relaciones sexuales entre adultos parientes entre sí, siempre y cuando ambos las consientan, no están castigadas penalmente en España.

Estados Unidos Washington En Estados Unidos el incesto es considerado un crimen castigable entre uno y diez años de cárcel dependiendo del estado donde ocurra el delito.

A diferencia de otros países, y por ser un sistema federal, cada uno de los 50 estados de la unión penaliza el incesto a su manera. En algunos es un delito menor, en otros un delito mayor. El castigo depende de la definición otorgada a incesto, en base a la cercanía sanguínea entre los implicados.

Normalmente, los casos de incesto no salen a la luz pública, excepto cuando involucra a menores de edad.

Actualmente se debate en las cortes de Michigan un sonado caso en el que un joven de 17 años dejó embarazada a su hermana de 12 años. La joven lleva 28 semanas de embarazo. La próxima semana, el joven (de identidad desconocida) será acusado formalmente con cargos de abuso sexual.

Sin embargo, el caso se ha centrado en la figura del aborto. Puesto que el estado de Michigan prohibe el aborto después de la vigesimocuarta semana de embarazo; la niña busca el visto bueno de una corte estatal para abortar en un estado vecino.

Venezuela Caracas El incesto no está penalizado por las leyes venezolanas, pero está considerado como un agravante en los delitos de violación, el rapto, la seducción y corrupción de menores.

El Código Penal Venezolano es el instrumento legal que legisla sobre delitos públicos y privados y establece la penalización para los mismos.

Este Código fue promulgado en 1964 y es la versión en castellano del Código Penal Italiano, que data de 1865. En su título VIII, De los delitos contra las buenas costumbres y el buen orden de las familias , ni siquiera hace mención al incesto.

Sin embargo, en el artículo 375 se establece: El que por medio de violencias o amenazas haya constreñido a alguna persona, del uno o del otro sexo, a un acto carnal será castigado con presidio de cinco a diez años. La misma pena se le aplicará al individuo que tenga un acto carnal con persona de uno u otro sexto que en el momento del delito se considerará como circunstancia agravante especial haberse valido el culpable de las gestiones de los ascendientes, guardadores o representantes legales u otra persona encargada de vigilar la persona menor de edad o de los oficios de proxenetas o de corruptores habituales . No hay registros de casos de incesto en Venezuela.

OPINOMETRO Está de acuerdo con que el incesto deje de ser delito por decisión de la Corte? No: 68,51% Sí: 19,91% No sabe, no responde: 11,78% FOTO El procurador auxiliar, Javier Tobo, interviene en la audiencia pública ante los magistrados de la Corte.

Gerardo Chaves/EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.