PUENTE ARANDA SUFRE DE ASFIXIA

PUENTE ARANDA SUFRE DE ASFIXIA

Los habitantes de la localidad de Puente Aranda están en mayor riesgo de contraer enfermedades respiratorias que aquellos que viven en lugares menos industrializados y con niveles aceptables de contaminación.

29 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Según un estudio realizado por un grupo de profesionales entre los que se encuentran neumólogos, pediatras, ingenieros sanitarios y químicos y personal del área de la salud, los vecinos de la zona tienen entre un 30 y un 100 por ciento más posibilidades de sufrir de estas enfermedades.

El estudio, desarrollado entre enero y agosto del año pasado, fue expuesto durante el Cabildo Verde por Puente Aranda que se realizó el fin de semana pasado.

José Cuesta, director de la Fundación Simón Rodríguez, organización comunitaria que lideró el cabildo, dice que, aunque este estudio no habla de mortalidad, está seguro de que la expectativa de vida de quienes habitan esta localidad es inferior al del resto de la ciudad. No es rentable, en términos de calidad de vida, estar en Puente Aranda, por su deterioro ambiental , afirmó Cuesta.

Niños, los más vulnerables De los 112 niños y niñas menores de 5 años, examinados cada 15 días, durante seis meses, el 67,8 por ciento presentó continuas obstrucciones bronquiales. Estas afecciones tienen los síntomas de un asma y se manifiestan en tos y ruidos en el pecho.

Los niños tuvieron, en promedio, 5 episodios de tos en esos seis meses, lo que significa que la sufrieron cada 20 días aproximadamente. Es un indicio muy grave de la situación de la zona, pues en condiciones normales un niño debe sufrir de tos 3 veces en 6 meses. Esto significa que estos menores están casi por encima del 50 por ciento de lo normal , explicó Gustavo Aristizábal, decano del posgrado de neumología infantil de la Universidad de El Bosque y director del estudio.

El 57,1 por ciento de los niños examinados padece obstrucción bronquial recurrente, es decir sufre mejorías y recaídas. Y en el caso del 10,7 por ciento es persistente. Esto, en ambos casos, triplica los estándares normales , dijo Aristizábal.

El médico agregó que pudieron constatar que los niños que más se enferman son los menores de dos años y que los casos aumentaron entre abril y mayo, que son meses de grandes cambios de temperatura.

El doble del límite El estudio contempló, además, mediciones ambientales a través de monitores ubicados doce cuadras a la redonda del Puesto de Salud de Puente Aranda.

El dato más alarmante lo constituyó el de las llamadas partículas suspendidas en el aire (PM10) que generan tanto las fuentes fijas (industrias grandes y pequeñas) como las móviles (carros o tractomulas).

Mientras que el límite máximo internacional permitido es de 50 microgramos de partículas por metro cúbico, en esta localidad el promedio es de 99. Incluso, en uno de los días de la medición llegó a 456.

Estas partículas, sumadas a dióxido de sulfuro y de nitrógeno y ozono, penetran las vías respiratorias y provocan efectos altamente nocivos.

Las emisiones de los automotores son otra causa de preocupación. En el mismo periodo de seis meses, se estableció que en las vías principales de la localidad circularon a diario entre 215.184 y 229.248. Este punto es de especial atención agregó Aristizábal si se tiene en cuenta que la mayoría de las cuadras no está pavimentada .

PARA SALVAR LA LOCALIDAD 16 Durante el Cabildo Verde por Puente Aranda que lideró la Fundación Simón Rodríguez se firmó el convenio de calidad ambiental por una Puente Aranda saludable, productiva y sostenible entre la comunidad, el Departamento Administrativo del Medio Ambiente (Dama), el Ministerio del Medio Ambiente, la Universidad Nacional, la Defensoría del Pueblo, la Fundación Cultural Simón Rodríguez y algunas de esas empresas para comprometer a los involucrados y aplicar estrategias inmediatas para recuperar la localidad.

También se creará un organismo multilateral para poder sacar planes de acción como la creación del colegio verde y lograr convertir la localidad en un Distrito Especial Ambiental, que podría facilitar para los industriales los procesos de reconversión y transformación a tecnologías limpias.

En esta zona se calcula que funcionan cerca de 3.000 empresas de diferentes actividades entre las que se encuentran la metalmecánica, los plásticos, los textiles, los químicos, las gaseosas, el tabaco y otros alimentos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.