JULIO COMENZÓ A REINAR EN 140 LIBRAS

JULIO COMENZÓ A REINAR EN 140 LIBRAS

Una verdadera noche de gala se vivió el sábado en el coliseo Humberto Perea de Barranquilla, para presenciar la pelea por título mundial de los walter junior, 140 libras, de la Organización Internacional de Boxeo, entre el colombiano Ener Julio y el mexicano David Ojeda. Carros de todas las marcas comenzaron a llenar los alrededores del escenario pocos minutos antes de las 7:00 p.m., hora de inicio de la velada Noche de Estrellas .

14 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

Bellas damas comenzaron a engalanar el coliseo, invitados especiales como el ex campeón mundial Fidel Basa, el senador Edgar Perea, el técnico de fútbol Julio Comesaña y los jugadores del Atlético Junior hicieron parte de la fiesta.

Una vez adentro la organización fue al mejor estilo de las grandes veladas en los Estados Unidos. Luces multicolores, humo, pantalla gigante, acomodadores uniformados y hasta grupo de seguridad.

Todo estaba listo, el ambiente se calentó con el primer combate de la noche entre Helmer Reales y Jhon Alex Ortiz, combate que sólo duró cinco episodios y que terminó con un gancho derecho de Reales que entró pleno a la cara de Ortiz, para dejarlo tendido en el suelo.

A las 8:10 de la noche subió el mexicano David Ojeda al ring, en los altoparlantes sonó música mexicana y en la pantalla un video de los entrenamientos de Ojeda. Golpeando el saco, saltando la cuerda y haciendo los movimientos. De repente el humo llenó el escenario y los aplausos comenzaron a aumentar. Ener Julio subía acompañado de su entrenador Gerardo Rada al encordado.

Se arrodilló, juntó sus guantes y miró al cielo, se encomendó al señor, cerró los ojos y sus labios se movieron casi imperceptiblemente. De repente saltó y quedó de pie, saludo a su publico y respondió los aplausos. El presentador del combate hizo los actos de protocolo, presentó a los jueces, al árbitro principal y al supervisor.

Mientras Julio saltaba en su esquina, Ojeda sólo estiraba sus piernas y de sus labios no salía ni una sola palabra.

A las 8:36 de la noche sonó el campanazo inicial. Como siempre el primer asalto fue de estudio, pero sólo fue ese. Después, Julio salió a buscar y a hacer realidad sus palabras yo me voy a jugar mi futuro .

Así, consciente que en cada golpe su futuro estaba en juego, Julio tomó la iniciativa. Hizo gala de su preparación física y de sus buenos movimientos.

Del segundo al cuarto asalto Julio se fue encima de Ojeda, quien recibió cualquier cantidad de golpes por todas partes de su cuerpo, pero su asimilación era cada vez más grande.

Pero Ojeda demostró que tenía poder en sus puños, cuando en el tercer asalto le rompió la nariz al colombiano, pero esto no minó sus ganas. También hizo uso de su experiencia y amarraba contante mente al rival, se recostaba sobre él para aumentar su peso, cosas de alguien que ha subido varias veces a un ring.

El quinto fue un asalto parejo, aprovechado para tomar aire por parte de los pegadores. Del sexto en adelanto julio salió a buscar el nocaut, connectando mucho más de lo recibía y apoyado por un público efusivo que no dejó de gritar y aplaudir.

En el asalto once llegó lo esperado, un golpe de derecha al mentón fue suficiente para acabar con el poder del mexicano, cayó sentado y en esa posición esperó resignado el conteo.

Diez, dijo el árbitro , y enseguida el ring se llenó de gente. Julio y Rada se fundieron en un sólo aplauso. Julio era campeón del mundo y Rada por segunda vez celebraba desde la esquina el logro de un fajón mundial, el primero fue precisamente con el primero de Ener, el actual campeón mundial Eliecer Julio.

El himno nacional, las lagrimas de los padres del colombiano, la alegría de la gente del Retén (Magdalena), de donde es oriundo Julio; y la algarabía de la prensa, contrastaba con el silencio de Ojeda, que tendrá que esperar otra oportunidad mundialista, porque esta vez fue Ener Julio el que sacó la mejor parte.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.