Secciones
Síguenos en:
JUEGAN POR EL HONOR

JUEGAN POR EL HONOR

Qué es Túnez en fútbol? No mucho en realidad. Si bien es considerado como el país africano que más ha crecido en los últimos años en el delicado asunto de patear bien el balón, también es un hecho que todavía no ha alcanzado algo relativamente importante.

Veamos, entonces, cuatro puntos generales para entender lo que es el seleccionado que, de cierta manera, definirá mañana la suerte de los colombianos.

Qué han hecho De la clasificación al Mundial del 78 y el famoso empate a cero con Alemania en la primera ronda, de esos dos hechos todavía viven los tunecinos en su carrera mundialista.

Veinte años después de su primera y única participación, los africanos del norte vienen a Francia-98 con el único pergamino de haber conquistado en 1996 el subcampeonato de la Copa Africana de Naciones y haber vuelto, en 1996, a unos Olímpicos.

Es por eso que está muy claro que lo que obtengan en Francia es ganancia. Lo que sea. Y esa, precisamente, es con la que le tocó bailar a Colombia.

El toque polaco La prensa local y mundial coincide en que los recientes avances del fútbol tunecino se resumen en un sólo nombre: Henry Kasperczack.

El recordado integrante de la selección polaca de 1974 y de 1978 fue el encargado de convencer a los presidentes de los clubes tunecinos sobre la importancia de crear un equipo recio, técnicamente bien dotado y, sobre todo, competitivo.

La Federación lo respaldó y, en una fórmula basada en la absoluta disciplina y concentración, el polaco llevó a esta selección a la final de la Copa Africana de Naciones a los Juegos Olímpicos de Atlanta y a este Mundial.

Las estrellas La fórmula del equipo ha sido la presencia de los delanteros Mehdi Ben Slimane y Adel Sellimi, dos atacantes de corte muy similar: rápidos, punzantes, pero sin destellos de crack.

Pero ojo, se trata de la primera generación de tunecinos que son contratados en Europa y eso, para el equipo del canoso polaco y para un país sin tradición, significa demasiado.

Slimane, por ejemplo, juega en el Fribusgo de Alemania al lado de su compatriota, el mediocampista Zouber El genio Beya.

Sellimi recientemente se incorporó al Nantes de Francia en donde esperan retorne con mucha más experiencia y, por qué no, un golecito mundialista.

A qué juegan Lo que mostraron contra Inglaterra fue realmente penoso. De hecho el jugador Souayah dijo en estos días: Nuestra manera de jugar contra Inglaterra fue indigna de nuestro valor, el partido contra Colombia será otra cosa, debemos ganar .

Los africanos aplican un clásico 4-4-2. Tienen una defensa estática, los medio campistas son regulares creadores pero, según dicen los periodistas tunecinos (muy diferente a lo que mostraron frente a Inglaterra) dotados de una gran rapidez .

Lo cierto es que todo el recelo que le han puesto a los recientes entrenamientos y la actitud quisquillosa de Kasperzsack hacen pensar que, por supuesto, traen sorpresas contra Colombia.

Pero, seamos realistas, somos más y debemos ganar.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.