Secciones
Síguenos en:
MANCHA DE PETRÓLEO AMENAZA A CARTAGO

MANCHA DE PETRÓLEO AMENAZA A CARTAGO

Como un perezoso reptil, la viscosa mancha negra se cierne amenazante y lenta sobre los 150.000 habitantes de Cartago, en el norte del Valle. Los tres mil galones de petróleo que transportaba la tractomula YAV 232 en la vía Calarcá-La Línea (Quindío), el 7 de marzo pasado, cayeron a la quebrada El salado como consecuencia del volcamiento del vehículo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
20 de marzo 1993 , 12:00 a. m.

El combustible llegó, luego de viajar cincuenta kilómetros de quebrada en quebrada, al río Verde, afluente del Quindío. Este, a su vez, desemboca en el río La Vieja, que surte la planta del acueducto de Cartago.

Edilberto Muñoz, de la empresa Combustibles del Valle, propietaria del vehículo que se volcó, dijo que se trata de petróleo crudo procedente de los campos de Castilla (Meta).

Aunque el accidente se presentó hace 14 días, hasta el jueves pasado la alcaldía de Cartago no tenía conocimiento de la situación. Ayer fue sobrevolada la zona y se tomaron muestras para evaluar la contaminación del agua.

José Duván Saldarriega López, ingeniero jefe de la oficina de aguas de la Corporación Autónoma Regional del Valle (Cvc), en Cartago, dijo que unas 350 personas intentan recoger el combustible en el río Verde para evitar que caiga a La Vieja.

Ante la amenaza de que el hidrocarburo llegue hasta la bocatoma, el alcalde de Cartago, Rodrigo Durán, decretó ayer la emergencia para hacer frente a la situación.

Se teme que los 150.000 cartageños se queden sin agua potable. El cauce del río La Vieja tiene 11.500 litros por segundo, que abastecen al municipio, que consume cerca de 18.000 litros de agua al día.

El bajo caudal del río Verde (sesenta litros por segundo) ha permitido que la mancha se frene. Allí, su espesor es de dos centímetros.

Si el combustible llega a la planta del acueducto, podría originar el taponamiento de los sistemas de tratamiento. Además, no se podría consumir el agua, pues según los expertos generaría desde diarreas hasta intoxicaciones.

La alcaldía dispuso que si el crudo llega al río La Vieja, se cierren las bocatomas. Hasta ahora, pese a la muerte de numerosos peces debido a la concentración, el impacto sobre el medio ambiente y en especial sobre la vegetación ha sido mínimo.

Se teme que si llueve, como sucedió a mediados de semana, el agua facilite el avance de la mancha. Para evitar esta posibilidad se hizo una barrera, con equipos flotantes que facilitó la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol).

En las acciones para recoger el crudo trabajan el Ejército, la Policía, la Defensa Civil, los bomberos, grupos ecológicos, personal de la Cvc, de las Empresas Municipales de Cartago, y habitantes del Quindío y norte del Valle.

En dos campamentos instalados en la zona se han recogido, con baldes, 26 canecas que han sido quemadas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.