CORELCA, EN MANOS DE PASTRANA

CORELCA, EN MANOS DE PASTRANA

Salvo que el gobierno de Andrés Pastrana se oponga, la capitalización de las electrificadoras de la Costa Atlántica seguirá su marcha.

29 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Anoche, el Senado de la República pidió aplazar el proceso dos semanas pese a que la fecha prevista para la venta de las electrificadoras es el próximo 4 de agosto.

En vista de ello, el Gobierno actual dijo que espera que la administración Pastrana se pronuncie y diga si acepta esa recomendación del Congreso, donde hay mayoría de la Alianza por el Cambio, o si avala el cronograma fijado.

El nuevo ministro de Minas, Luis Carlos Valenzuela, dijo ayer en la mañana que respaldaba el proceso llevado a cabo por el gobierno saliente.

De aplazarse el proceso las consecuencias serían funestas: la Costa Atlántica se vería abocada a un apagón, el sistema eléctrico entraría en colapso y se perdería la única oportunidad que hay de rescatar estas empresas, consideradas las más corruptas e ineficientes del Estado (ver recuadro).

En el debate de ayer, el Senado de la República cuestionó el proceso de venta de los activos del sector eléctrico y pidió repensar el proceso de capitalización.

La mayoría de senadores de la bancada costeña, como Amilkar Acosta, Julio César Guerra Tulena, Salomón Nader, Carlos Espinosa Facciolince y Mario Varón, se pronunciaron en contra de esa enajenación y responsabilizaron al Gobierno de llevar a la postración a las electrificadoras.

Al coro de que era inconveniente la venta, se sumó la senadora vallecaucana Margarita Londoño, quien dijo que no sería adecuado repetir lo que a su juicio han sido los malos resultados de la privatización de la Empresa de Energía del Pacífico (EPSA).

El ministro de Minas, Orlando Cabrales, defendió el esquema de capitalización y dijo que un aplazamiento podría ahuyentar a los potenciales inversionistas que se han mostrado interesados en participar en la subasta de las electrificadoras y en los demás activos del sistema eléctrico de Corelca.

Al final del debate, tras la recomendación del Senado de aplazar la capitalización Cabrales le pidió al nuevo gobierno un mayor compromiso para que decida si quiere que este proceso siga su marcha.

Los congresistas pidieron además que se continuará el debate el próximo martes 4 de agosto, precisamente la fecha que se tiene prevista para la capitalización de las nueve electrificadoras de la Costa.

Pese a que se esperaban recriminaciones mutuas entre Gobierno y senadores, el ministro Cabrales aseguró que nunca ha afirmado que haya corrupción en Corelca y que no tiene pruebas para demostrar que esa entidad se ha convertido en foco de politiquería.

Es posible que el deterioro de esas empresas haya obedecido a desgreño administrativo y problemas gerenciales, pero nunca he dicho que hay corrupción , señaló Cabrales.

En su opinión, la premura del actual gobierno en culminar el proceso de capitalización de Corelca, es la, cada vez más, difícil situación financiera de las electrificadoras de la Costa, las cuales acumulan deudas mensuales de 50 mil millones de pesos.

El senador Julio César Guerra Tulena culpó a los gobiernos de los últimos 20 años de permitir que el sistema eléctrico de la Costa llegara al estado de postración en que se encuentra.

El gobierno de turno debió poner en cintura las deficiencias técnicas, operativas y financieras que se presentaban. Sin embargo fue negligente y permisivo .

Guerra señaló que la bancada costeña no se va a oponer a que se refresquen los activos de Corelca, e indicó que esta entidad no es como la están pintando.

Por su parte, el senador Amílkar Acosta manifestó que el gobierno fue valiente al tomar la decisión de capitalizar Corelca y reiteró que los parlamentarios de la Costa no se van a atravesar en este proceso. No obstante, afirmó que lo que sí van a impedir que se de un paso en detrimento del patrimonio de un bien del Estado.

LAS PERLAS DE CORELCA El Gobierno recordó ayer los perjuicios de no darle una solución pronta a Corelca: La entidad tiene pasivos laborales que cuestan 300.000 millones de pesos.

Tiene deudas por 360.000 millones de pesos que están a punto de ocasionar cortes de energía.

Su situación compromete la viabilidad del sistema eléctrico y de la Financiera Energética Nacional.

Se han inyectado más de 600 millones de dólares en los últimos dos años.

La Nación ha tenido que avalar compromisos financieros por 700.000 millones de pesos.

Las electrificadoras registran los peores índices de ineficiencia y de pérdidas: 30 por ciento.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.