POR QUÉ PELEAMOS:

POR QUÉ PELEAMOS:

06 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

En contraste con las cifras de violencia que se mantienen en niveles críticos, se está generando en el país una cultura de resolución de conflictos por vías de conciliación. Las mayores causas de controversias no penales son las deudas sin pagar y los problemas entre hijos y hermanos por herencias. La Universidad de los Andes acaba de realizar la primera investigación por ciudades y estratos sobre el impacto que estas controversias tienen sobre la vida de los habitantes de las ciudades explorando lo que ocurre en cada estrato social. Cuando se aboga por la paz, buenas son las fórmulas alternativas para resolver incruentamente las peleas.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.