Secciones
Síguenos en:
QUE NADIE SE QUEDE SIN PROTECCIÓN

QUE NADIE SE QUEDE SIN PROTECCIÓN

Una intempestiva ola de frío ha comenzado a adueñarse del altiplano cundiboyacense. Las lluvias son la nota predominante durante estos meses, siendo esta la manifestación de un fenómeno típico de esta época del año. Los expertos han denominado a esta variación climática veranillo . Se trata de una temporada de intenso frío combinado con unas pocas horas de radiación solar.

Desastres como inundaciones, deslizamientos, casas desplomadas, pérdidas de las cosechas y la aparición de plagas debido a la intensa humedad, son apenas algunas de las consecuencias de este fenómeno. Al lado de ello no se quedan atrás las enfermedades, sobre todo de tipo pulmonar, que comienzan a afectar a los habitantes de este departamento.

Por esto se aconseja salir bien abrigados, aunque a ciertas horas del día ello implique deshacerse por unas horas de dichas prendas.

El veranillo es uno de los efectos del fenómeno de El Niño. Inició en los primeros días de junio y se calcula que terminará a finales de julio o en los primeros días de agosto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.