ESTADOS UNIDOS REVISA SU POLÍTICA DEL GARROTE

ESTADOS UNIDOS REVISA SU POLÍTICA DEL GARROTE

El gobierno de Estados Unidos, que desde 1993 se amparó en las sanciones económicas como principal instrumento para resolver sus disputas con otros países, ha decidido hacer un alto en el camino y reexaminar a fondo su política de sanciones internacionales.

09 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Así lo anunció en Washington un alto funcionario del Departamento de Estado, en un discurso el miércoles ante la Asociación Nacional de Políticas, en el marco de una conferencia sobre política exterior.

El Departamento de Estado está revisando la utilización de este polémico instrumento, declaró Stuart Eizenstat, subsecretario de Estados para Asuntos Económicos.

Según Eizenstat, la administración Clinton es consciente de la necesidad de un cambio en este frente y por lo tanto ha decidido establecer un Equipo de Sancionesi, con el fin de desarrollar una serie de principios y opciones de política para hacer de las sanciones económicas un instrumento más efectivo.

En ningún momento el funcionario se refirió a Colombia, aunque este país -descertificado en 1996 y 1997 por su desempeño en la lucha contra las drogas- es uno de los afectados por la política de E.U.

El gobierno de Washington ha sido ampliamente criticado por empresas estadounidenses y gobiernos extranjeros por su agresiva y no siempre coherente política de medidas punitivas unilaterales.

El propio gobierno acepta que la imposición de estas sanciones acarrerá consecuencias negativas para la economía estadounidense. En 1995, por ejemplo, E.U. dejó de percibir entre 15 mil y 19 mil millones de dólares en exportaciones y cedió unos 250 mil trabajos a causa de sanciones económicas a terceros, según un informe del Consejo de Exportaciones, que pertenece a la Casa Blanca.

Estados Unidos ha utilizado las sanciones como instrumento en 115 oportunidades desde la primera Guerra Mundial, 61 de estas sanciones entre 1993 y 1996.

Pero con frecuencia estas medidas unilaterales han fracasado en lograr el cambio deseado en los países sancionados. Por ello, el grupo de trabajo recién conformado ya estudia las nuevas líneas directrices que el Departamento de Estado deberá seguir en un futuro. En su discurso, Eizenstat resumió los nuevos principios: -E.U. solo debería recurrir a las sanciones cuando otras opciones diplomáticas hayan sido descartadas.

-E.U. deberá buscar apoyo y consenso internacional antes de utilizar medidas unilaterales. Así no sean tan severas como las preferimos, afirmó Eizenstat, las sanciones internacionales o multilaterales pueden ser más afectivas que las rigurosas medidas unilaterales empleadas por Estados Unidos.

-Las sanciones deberán ser cuidadosamente diseñadas de manera que afecten al blanco escogido y no a la inocente población civil.

El anuncio de Eizenstat coincide con las declaraciones del portavoz de la Casa Blanca, Mike McCurry, que admitió que las sanciones económicas que E.U. aplica contra Irán y Libia resultan ineficaces y provocaron como efecto adverso un ambiente de tensión con la Unión Europea.

Uno de los mayores críticos de la política estadounidense de sanciones es la Asociación Nacional de Manufacturadores (NAM), que el año pasado difundió un informe según el cual Estados Unidos ha impuesto sanciones contra 35 países en 61 oportunidades en los últimos cuatro años.

Con estas medidas, el gobierno de Clinton intentó resolver desacuerdos sobre derechos humanos, democratización, terrorismo, proliferación nuclear, narcóticos y estabilidad política, entre otros.

En ese informe, el presidente de NAM, Jerry Jasinowski, concluyó que las sanciones aplicadas por E.U. por fuera del marco multilateral conducen a la pérdida de exportaciones y trabajos estadounidenses, en tanto que ejercen poco o ningún efecto sobre el gobierno acusado.

Pie de Foto. Bill Clinton, presidente de Estados Unidos

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.