A MONSERRATE POR OTRA PARTE

A MONSERRATE POR OTRA PARTE

Tres siglos han sido testigos de las transformaciones de Monserrate de abajo hacia arriba.

05 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

Desde 1620, cuando don Pedro Solís de Valenzuela pagó una promesa a Nuestra Señora de la Cruz de Monserrate y levantó una ermita en la cima, miles de peregrinos y deportistas con sus huellas marcaron el paso peatonal hacia la cima.

Por siglos fue un trocha que a punta de ser caminada a diario se demarcó y solo hasta la década pasada se hizo lo que es el camino empedrado actual.

Ahora, si las cosas salen como se pronosticaron, y el Concejo Distrital aprueba en segundo debate el proyecto de armonización presupuestal, en menos de dos años habrá una subida más amable para visitar al Señor Caído.

Trabajo de equipo Muchos proyectos están alrededor del camino. El Jardín Botánico, el Departamento Técnico Administrativo del Medio Ambiente (Dama) y el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) se dividirán las funciones. El IDU será el encargado de la ejecución del proyecto que se calcula costará unos cinco mil millones de pesos. El Dama, por su parte, debe recuperar el espacio público invadido por unos 18 predios.

El Jardín Botánico se encargará de la recuperación de la flora, pues quedan algunos matorrales, bosques bajos de encenillos y algunos arbustos del género cordia. La vegetación original que aún queda, servirá de base para restaurar el ambiente natural. En cuanto a la fauna, los cusumbos, las pavas y roedores de monte y otros animales ya desaparecieron, pero la idea es conservar algunos lagartos, mirlas copetonas y otras aves que siguen viviendo allí. Para esto se espera también la colaboración de la comunidad y, por ello, el Jardín Botánico ya inició algunos talleres.

Tres miradores A lo largo de los cuatro kilómetros lineales que tendrá el camino que arranca en la estación del funicular habrá tres miradores. Estos estarán dotados con servicios básicos como baños, teléfonos públicos, primeros auxilios, guarda parques, zonas de descanso e información turística y cultural.

El IDU ha dicho que por las condiciones topográficas del actual camino no vale la pena hacer inversiones en el lugar, sin embargo, no se cerrará.

Al rededor del proyecto se están gestando otros a largo plazo. Dentro de estos está la construcción de un escenario para unas 40 mil personas similar a la Media Torta. También se ha proyectado la construcción de una ciclorruta que uniría la estación del funicular con el parque Nacional.

Se tiene planeado un moderno sistema de parqueaderos para promover más el turismo de la zona, pues el proyecto, en un futuro, se entrelazará con el del eje ambiental de la carrera 13.

El nuevo ascenso peatonal será más amable que el actual pues será menos pendiente, por lo tanto más largo y las escaleras tendrán tres metros más de ancho que las actuales.

Con el camino, posiblemente en menos de dos años, la historia de Monserrate registrará otra fecha importante tal como lo hizo en 1929, cuando se inauguró el famoso funicular o en 1955 cuando los cables elevados transportaron por primera vez el teleférico.

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.