ZECEVICH EN TRADUCCIÓN SIMULTÁNEA

ZECEVICH EN TRADUCCIÓN SIMULTÁNEA

Slodovan Zecevich se vistió ayer, por primera vez, de blanco y rojo, más blanco que rojo, de pies a cabeza. Se acomodó en el cuello un cronómetro negro y un pito rojo y salió al campo con su libreta café, en donde, al final de la práctica tomó nota de su primer día como técnico de Santa Fe.

09 de enero 1998 , 12:00 a. m.

En todo el centro del gastado campo del Parque de La Florida, en donde practica el equipo, estaba él. A su lado, Germán Gutiérrez de Piñeres, el asistente técnico, y José Iber Grueso, el preparador físico.

El pitazo de Zecevich se escuchó y el trabajo físico comenzó. Los 23 hombres que por estos días integran la nómina de Santa Fe cumplían las órdenes, mientras que el pito de Zecevich volvía a sonar para el cambio de movimientos. Zecevich, mudo. El no habla español.

Pero sabía qué estaba pasando, qué decía Gutiérrez, qué decía Grueso, qué comentaban su hombres.

Los 10 meses que estuvo en Perú, en el Unión Huaral, en donde fue asistente de Vilic Simo, le sirvieron para aprender algo.

Cuando se marchó de allí dejó abierta la posibilidad de volver a América a dirigir. La opción de Santa Fe era buena. Probar suerte y, porque no, seguir los pasos de hombres como Vladimir Popovic y Toza Veselinovic, que dejaron huella en Colombia. Yo quisiera hacer lo mismo .

El trabajo Santa Fe se dividió en dos grupos. Unos al mando de Gutiérrez, y los otros, con Zecevich. Por detrás del cono , gritaba Grueso. El técnico entendía qué estaba ocurriendo.

Zecevich es yugoslavo y tiene 49 años. El poco cabello que le queda está completamente gris y su piel es muy blanca. Es un hombre de rostro amable, de voz suave, pero firme.

A su lado, como otro asistente técnico más, está su intérprete, que lo único que tiene que hacer es traducir sus respuestas. Con las preguntas no hay problema. El las comprende.

Profesor, usted cree que la barrera del idioma será un obstáculo para su trabajo? , le pregunta un periodista.

Señor Zecevich, el hecho de que usted no hable español no va a ser un problema? , indaga otro. Por qué si no habla español se vino a dirigir a Santa Fe? , se escucha desde otro punto del campo.

No hay problema. Sé qué está pasando, qué dicen. Fabio Capello llegó al Real y le fue bien. Louise Van Gaal está en el Barcelona y no tiene ningún obstáculo. El idioma del fútbol es universal. En dos meses voy a estar hablando perfectamente , dice y sonríe. El reloj marca las 12 del día, hora señalada para que el equipo se marche a almorzar. A las 2:00 de la tarde tienen que regresar para completar el primer día de trabajo.

Fueron casi dos horas de trabajo constante. Zecevich lento, con paso firme, caminaba de un arco a otro. La altura, el calor de la mañana no le afectaron.

Jugué fútbol y tengo un buen estado físico. Era volante. No llegué a ser profesional, porque quería estudiar. Una cosa o la otra; tenía cinco años de universidad porque me presenté a la facultad de educación física en la Universidad de Belgrano, de donde me gradué , contó.

Después, cuando decidió regresar al fútbol, estudió para ser entrenador en al escuela del club Estrella Roja por donde han pasado los entrenadores más importantes de Yugoslavia.

Estrella Roja es uno de los mejores equipos del mundo. Hay un estadio que le llaman el pequeño Maracaná porque tiene capacidad para 120 mil aficionados. Allí usted aprende y, lo que es más importante, a transmitir lo que usted quiere que hagan .

En Santa Fe, Zecevich apenas los está conociendo. Julio, Wittinghan, Salcedo, son nombres que ya maneja. Está al tanto de todo, de las deudas, de los inconvenientes con las canchas, de todo.

Hay quienes me han preguntado por la crisis de Santa Fe, pero en el fútbol las cosas cambian. Hoy sólo tenemos 50 pesos, mañana podemos tener millones y millones. La vida cambia .

Unos meses atrás, Zecevich trabajó al lado de Slodoban Santrac, en la Selección de Yugoslavia, que estará en el Mundial de Francia, este año.

Fue una experiencia muy interesante, porque no había estado en un equipo grande. De mi paso aprendí que la disciplina y la buena organización son muy importantes en un equipo .

Zecevich se abre paso entre los periodistas que no dejan de preguntarle por el idioma, por la crisis económica.

Nos tenemos que ir , dice el intérprete. Vamos a tomar el almuerzo , dice Zecevich. Ni una pregunta más. No está serio, no está molesto. Sencillamente dijo no más y se fue. La D de disciplina es la primera letra en nuestro alfabeto .

El yugoslavo se sube al bus blanco, algo viejo, en donde el conductor de Santa Fe solo espera la orden de salida. Vamos , dice Zecevich, en español, quien ya empieza a familiarizarse con su nuevo club...

Fútbol, un solo idioma 1. Cree que el idioma va a ser un problema entre usted y el técnico? 2. Santa Fe va a tener que trabajar más duro ahora con un técnico europeo? Francisco Wittinghan 1. No. Lo importante es que maneje los conceptos del fútbol. El que sabe de fútbol, puede trabajar en cualquier idioma.

2. No. Todos los que estamos aquí somos profesionales. El fútbol es de trabajo y disciplina.

Agustín Julio 1. No. Lo importante es lo que sabe, lo que nos puede dar.

2. Lo normal. Toza estuvo en Santa Fe y trabajamos tanto como con técnicos argentinos o colombianos.

Germán Gutiérrez de Piñeres 1. No. En el fútbol se habla el mismo idioma.

2. Es lo que necesitamos. Disciplina y mucho trabajo.

Jorge Salcedo 1. No. Creo que hasta ahora estamos empezando. Cuando ya empecemos los diálogos en la parte táctica, ahí puede haber un poco de confusión.

2. No. Santa Fe está acostumbrado al trabajo. Lo que le exige al profesor a todos es lo normal y lo que necesitamos hacer.

David La Cachaza Hernández 1. No, no es complicado porque él se sabe explicar, sabe hablar las cosas para que uno las entienda. Ahí tiene a su traductor y sus asesores.

2. No. Lo importante es que es muy serio y trabajador. Creo que eso es importante para cada uno de nosotros porque el campeonato es largo y uno tiene que trabajar desde el principio para hacer las cosas bien.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.