UNA CADENA DE DROGAS

UNA CADENA DE DROGAS

Si bien el alcoholismo es un problema por sí solo, lo es mucho más cuando a él se suman otras adicciones. Desafortunadamente, no es raro que esto suceda. El alcohol es el inicio de lo que se puede convertir en una larga cadena de adicciones.

26 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Hoy en día vemos cómo, la mayoría de personas que tienen problemas con el alcohol también utilizan otras drogas. Es raro ver a un alcohólico puro , dice Omar Mejía, del South Miami Hospital, en Miami.

Según Camilo J, de Narcóticos Anónimos, en muchos casos después del alcohol viene el consumo de la cocaína, del basuco y, en ocasiones, de la heroína.

En comunidades de un nivel social más bajo, se ve el consumo de pegante y de gasolina , agrega Camilo, coordinador en Bogotá de Narcóticos Anónimos, que trabaja la enfermedad de la adicción sin diferenciar ninguna droga de la otra.

Para María Fernanda González, de Familias Unidas, el querer evadir la realidad lleva a que muchas personas prueben diferentes drogas e incluso múltiples. Entre ellas están la marihuana, el basuco, el perico, el éxtasis, el alcohol, dice.

Pero no es solo eso, también puede haber adicción a los medicamentos formulados por el médico.

En este sentido, Mejía insiste en la necesidad de que los médicos receten con mucho cuidado tranquilizantes, pastillas para dormir, sedativos hipnóticos u opiáceos (drogas para el dolor), especialmente en personas que tienen predisposición a la adicción o que son alcohólicas o adictas.

También sugiere tener cuidado de no tomar estos medicamentos con alcohol porque se potencializan y pueden llevar a un estado de coma.

La adicción se define como una enfermedad que involucra desórdenes biológicos, mentales, emocionales y espirituales.

Según un informe del programa de Prevención de la Drogadicción, de la Alcaldía Mayor de Bogotá, la adicción es una alteración permanente del sistema neurotransmisor, que resulta del uso compulsivo cuando la persona así afectada ingiere la droga. Es una alergia física y una compulsión mental .

La adicción La adicción es incontrolada y se vuelve una obsesión. La pérdida de control es progresiva, y va aumentando con el consumo continuo, hasta llegar al punto en que afecta todos los aspectos, todas las áreas de su vida (familia, amigos, trabajo...) .

Según el documento, las drogas, entre ellas el alcohol, llegan a producir cambios químicos en el cerebro que impiden el razonamiento y la coordinación.

También afecta todos los sentidos y produce disminución de los reflejos conscientes y llega hasta causar la muerte.

La mejor definición de la adicción, dice Mejía, es si una persona continúa consumiendo drogas o bebiendo a pesar de las consecuencias adversas (si la familia se queja, si tiene problemas en el hogar, en el trabajo...).

En general, es claro que el consumo de drogas conduce a un hospital, a una cárcel o la muerte , dice Camilo.

De ahí la importancia de detectar a tiempo el problema y de actuar. Los adictos se pueden recuperar, ese es el mensaje que dan las diferentes entidades que manejan este tema.

Hay programas para la recuperación física, emocional y espiritual.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.