SE ESCOGIÓ CAMINO RECESIVO

SE ESCOGIÓ CAMINO RECESIVO

El programa de ajuste monetario diseñado por el Gobierno para controlar la inflación llevará al país a una recesión más aguda, aumento en la tasa de desempleo y al surgimiento de problemas financieros en bancos y corporaciones. En opinión de distintos gremios de la producción, las medidas adoptadas por la Junta Monetaria, en el sentido de elevar a un 100 por ciento el encaje marginal de las instituciones crediticias para congelar 450.000 millones de pesos en los próximos seis meses, son demasiado drásticas.

11 de enero 1991 , 12:00 a.m.

El presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Sabas Pretelt de la Vega, dijo que la disposición es excesiva y salvaje .

Florángela Gómez, presidenta de la Asociación Bancaria de Colombia, (Asobancaria), dijo que el Gobierno no puede llamar al sector financiero a contribuir a un pacto social, debido a que todo el peso del programa recayó sobre este renglón de la economía.

Dentro del sector privado se considera que las medidas para controlar la inflación son demasiado drásticas y apresuradas . El impacto sobre la economía en su conjunto será negativo. Los términos de contribución del sector industrial al pacto social, programa que tiene como esencia bajar la inflación al 22 por ciento en 1991, quedarán definidos antes de finalizar el presente mes.

El Gobierno a través del ministerio de Desarrollo, decidió convocar a los 50 empresarios más importantes del país, el 23 de este mes en Bogotá. Se discutirán allí las distintas fórmulas orientadas a contrarrestar la inflación.

Se pretende que los bienes y servicios que conforman la canasta familiar no sean reajustados más allá del 22 por ciento y que con base en estas proyecciones, el sector productivo fije sus propias metas de gastos e ingresos.

El encuentro será organizado por el ministerio de Desarrollo y en él participarán, además de los industriales, el ministerio de Hacienda y el Departamento Nacional de Planeación (DNP).

Se trata de que el sector privado también se aprete el cinturón como lo está haciendo el Gobierno , dijo una fuente del ministerio de Desarrollo.

En el encuentro, que se desarrollará con almuerzo incluído, el equipo económico explicará las distintas alternativas que el Gobierno ha venido adoptando para contener el crecimiento del costo de vida, que en 1990 se ubicó en 32.36 por ciento.

Se indicó que la convocatoria abarcará a la mayoría de los empresarios que tienen que ver con la producción de alimentos, artículos manufacturados, finca raíz, salud, educación y transporte, entre otros.

El Gobierno considera que su parte de sacrificio ya se planteó, pues se decidió aumentar servicios públicos como acueducto, energía eléctrica, alcantarillado y teléfonos en solo 22 por ciento en 1991.

Adicionalmente, dicen las autoridades económicas, los precios de los combustibles fueron también reajustados en un nivel del 22 por ciento, es decir diez puntos por debajo de la inflación de 1990.

En el salario mínimo también se autorizó un reajuste por debajo de la inflación (26.06 por ciento) y en el sector público se definió un aumento ponderado del 22.7 por ciento.

La política anti-inflacionaria aplicada por la actual administración también incluye restricción del gasto público, aumento de los ingresos a través del reajuste del 10 al 12 por ciento.

Igualmente, se contemplan una fuerte restricción monetaria por la vía de la colocación de títulos del Banco de la República en el mercado, cierre temporal de la ventanilla del emisor y encaje marginal del 100 por ciento sobre los depósitos de los intermediarios financieros.

Sobre esa base, el ejecutivo pedirá la contribución al sector privado para que en el presente año racionalice sus alzas y se pueda reversar la tendencia alcista, que se ha constituído en uno de los principales problemas de la economía nacional.

Antes del encuentro con los empresarios, se reunirá el Consejo Nacional Laboral, que reúne a los ministros de Hacienda, Desarrollo y Trabajo, los principales gremios económicos y las centrales obreras.

Anticipadamente, los gremios han manifestado su intención de respaldar la estretagia del Gobierno, pero los representantes de los trabajadores consideran que el daño ya está hecho no solo por la reducida alza salarial del 26.06 por ciento, sino por los ajustes aplicados en gasolina, gas y servicios públicos .

Por el contrario, el equipo económico considera que el Gobierno está haciendo un gran sacrificio, debido a que el solo hecho de aumentar servicios públicos por debajo de la inflación, representará la agudización de los problemas financieros que afectan a este tipo de empresas.

Para compensar el desfase se tiene previsto ajustar también los gastos de estos entes a través de una especie de monitoreo qu estará a cargo del Consejo Nacional de Política Fiscal (Confis).

El Pacto Social tiene muchas dificultades para hacerlo realidad y entre ellas se encuentra el hecho de que muchas empresas pactan convenciones colectivas por dos años con reajustes salariales como mínimo equivalentes a la inflación de 1990. Pacto sin sentido Para el sector financiero, no tiene sentido que el Gobierno llame a un pacto contra la inflación, cuando a la banca le ha caído todo el peso de la política, al establecerse un encaje marginal del ciento por ciento sobre todo tipo de depósitos.

El sector financiero no puede ir a un pacto social, cuando el Gobierno ya escogió una alternativa distinta. Creo que no hay posibilidad de pacto alguno, cuando tenemos totalmente comprometida la cartera y asumimos todo el costo de la política antiinflacionaria , sostuvo la presidenta de la Asociación Bancaria, Florángela Gómez.

Según la dirigente, hay contradicción en el manejo de la política económica en lo atinente al sector financiero, pues no se compadece la medida del encaje con el manejo planteado. Además, cuando el Gobierno busca que las tasas de interés bajen, el efecto será el contrario en el costo del crédito para los sectores productivos.

Comentó que adicionalmente la medida de la Junta Monetaria inducirá a una gran desintermediación financiera, porque los ahorradores encontrarán en el mercado extrabancario mejores opciones.

En el mismo sentido se pronunció el día anterior el presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF), Javier Fernández Riva.

La presidente de la Asobancaria comentó que el esquema de garantía establecido por el Gobierno para ofertas de papeles del sector privado, podrá facilitar la situación de las grandes empresas del país, pero que la realidad de la pequeña y mediana industria es muy distinta. Es una medida salvaje : Fenalco Para el comercio organizado la elevación del encaje marginal en ciento por ciento para bancos y corporaciones es una medida salvaje que redundará en escasez inmediata de crédito, caída en las ventas y aumento del desempleo.

El presidente de Fenalco, Sabas Pretelt de la Vega, dijo que si bien es cierto que es necesario hacer ajustes para controlar la inflación, la estragia aprobada por la Junta monetaria es excesiva y demasiado drástica.

Estos seis meses van a ser difíciles para el sector privado porque el Gobierno escogió la vía de la recesión económica para frenar el costo de vida. Lo que se ve venir es un grave problema para la solidez del sistema bancario, se va a presentar una desintermediación financiera y una alza en las tasas de interés , dijo.

Pretelt de la Vega sostuvo que si bien es cierto que el Gobierno entró en pánico por la preocupante inflación que en 1990 ascendió al 32.36 por ciento, las medidas son excesivas.

El encaje marginal se había podido implantar pero en una forma razonable. Además, según Fenalco, el Gobierno no ha frenado la devaluación, que es un importante factor inflacionario, ni tiene un programa claro de control al gasto público del sector descentralizado.

El directivo dijo que con estas medidas se plantean dificultades para el desarrollo del Pacto Social, pues el sector privado entra a participar un poco a la fuerza .

Al país dijo lo puede salvar un poco el conflicto en el Golfo Pérsico porque se elevarán los precios de combustibles como el petróleo y el carbón. Pero serán seis meses donde habrá muy poca plata para inversión.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.