CUESTIÓN DE SED:

11 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Varios periodistas que empezaron a trabajar con el grupo Ardilla Llle en la etapa inicial del canal privado se llevaron en sus primeros días de labores una gran sorpresa. Uno de los celadores de la sede de RCN Televisión les prohibió ingresar al lugar un desayuno que incluía jugos Tutti Frutti, elaborados por Bavaria, empresa del Grupo Santo Domingo. No bastaron las súplicas y ruegos de los comunicadores hambrientos. Al final se impuso la directriz expuesta por el vigilante, quien, además, les recomendó no volver a caer en semejante imprudencia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.