EN WALL STREET EL AÑO DESPEGA A TROPEZONES POR EL LASTRE ASIÁTICO

EN WALL STREET EL AÑO DESPEGA A TROPEZONES POR EL LASTRE ASIÁTICO

Los primeros días de 1998 pusieron los nervios de punta a los inversionistas de las bolsas estadounidenses. (VER GRAFICA: LA SACUDIDA DE ENERO)

12 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Y estos últimos días han sido todavía peores.

El viernes, el Promedio Industrial Dow Jones culminó una turbulenta semana de pérdidas con una caída de 222,20 puntos, o un 2,9%, que lo dejó en 7.580,42 enteros. Las 30 acciones que integran el Dow cerraron a la baja y el valor de mercado del índice se redujo en US$54.500 millones. También cayeron todos y cada uno de los 128 grupos industriales Dow Jones.

El volumen de negociación fue descomunalmente alto y cinco de cada seis acciones de la Bolsa de Nueva York sufrieron pérdidas.

Con esta última caída, que no es demasiado seria en términos porcentuales pero que es la cuarta más grande de la historia en puntos, las pérdidas del Dow durante las primeras seis sesiones del año ascienden a 327,83 puntos, o un 4,2%.

Enero suele ser uno de los mejores meses del año para el mercado. Pero algunos temen que, de continuar el derrumbe, el Dow podría sufrir pérdidas durante el primer mes de 1998. Sería la primera vez que esto ocurre desde 1990.

Un año duro Creo que va a ser un año bastante duro , dice Robert Freedman, director de inversiones para John Hancock Funds en Boston. No es seguro que sigan existiendo las condiciones que durante tres años seguidos permitieron buenas ganancias. Los inversionistas están muy preocupados por el pánico financiero en Indonesia .

En lo que va del año, los inversionistas han tenido pocos motivos para tranquilizarse. Ya son varias las compañías que han advertido que sus ganancias serán peores de lo previsto y los analistas han reducido sus pronósticos sobre las utilidades de otras muchas empresas.

Como todavía falta una semana para que las compañías empiecen a anunciar sus ganancias, no ha habido buenas noticias para contrarrestar el pesimismo del mercado.

La influencia asiática Mientras tanto, los problemas económicos del sudeste asiático siguen empeorando y cada semana es un país distinto de esa región el que acapara los titulares de los periódicos.

Las acciones del Dow no han sido las únicas que han resultado afectadas. El viernes, el Indice 500 de Standard & Poor s se desplomó 28,36 puntos, o casi un 3%, para situarse en 927,69 enteros.

El Indice compuesto Nasdaq cayó 52,32 puntos, o un 3,5%. Douglas Myers, vicepresidente de negociaciones bursátiles de Interstate/Johnson Lane, dice que sólo 5 de las 100 acciones no financieras más importante del Nasdaq lograron registrar ganancias, y fueron mínimas. En el S&P, solo 15 acciones cerraron al alza.

Las ganancias de las empresas estadounidenses y la situación en el sudeste asiático no son los únicos problemas que tiene el mercado.

AMG Data Services, una compañía de Arcata, California, que sigue de cerca el sector de fondos de inversión, asegura que en la semana que terminó el 7 de enero, el capital inyectado en fondos de inversión fue solamente de US$917 millones. Es la mitad de lo que había sido invertido una semana antes y casi una décima parte de los US$8.910 millones registrados hace un año.

Si el mercado está esperando que la clase de flujos de capital que se vieron en los dos últimos eneros le ayude a permanecer a su nivel actual, eso no es lo que ocurrió esta semana , advierte Robert Adler, de AMG.

Jon Olesky, director de inversiones bursátiles para Morgan Stanley Dean Witter, dice que ahora hay que añadir a la preocupación que existe sobre Asia el hecho de que este año los inversionistas han puesto en bonos parte del dinero que solían poner en fondos de acciones .

Los bonos ganan Efectivamente, los bonos del Tesoro de EE.UU. cerraron al alza el viernes, a pesar de que se anunció que el nivel de empleo aumentó mucho más de lo esperado en diciembre.

Mientras las acciones caían en picada, los inversionistas se refugiaron en el mercado de deuda. El precio del bono a 30 años subió US$5 sobre un valor nominal de US$1.000 por bono. La tasa de rendimiento, que se mueve en dirección contraria al precio, cayó a 5,71%.

El consenso del mercado ha cambiado radicalmente en una o dos semanas , explica Kevin Bannon, jefe de inversiones del Banco de Nueva York. Todos están preocupados de que los problemas de] Asia presionen a las ganancias de las empresas y esto lleve a una situación deflacionaria .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.