UNA MUJER BUSCÓ Y HALLÓ MUERTOS A ESPOSO Y 3 HIJOS

UNA MUJER BUSCÓ Y HALLÓ MUERTOS A ESPOSO Y 3 HIJOS

A las 6 de la mañana del lunes 5 de enero una mujer llegó a golpear a la puerta de la casa del alcalde del municipio de La Peña (Cundinamarca), Germán Sixto Osorio Osorio.

12 de enero 1998 , 12:00 a. m.

La mujer se veía desesperada. Según su relato entrecortado, el domingo a las 8 de la noche por lo menos 10 hombres habían llegado a la finca, en la vereda Bebedero, de donde se llevaron a su esposo y tres de sus hijos.

El alcalde la llevó hasta el comando de policía de la localidad para que colocara la denuncia de desaparición. Efectivamente, la esposa y madre de familia contó su tragedia.

Según miembros de la estación policial, la queja fue remitida a la estación del municipio de Villeta para que estos a su vez la enviaran a Bogotá.

Mientras se tramitaba la búsqueda de los cuatro desaparecidos, la mujer decidió junto con una de sus nueras recorrer la región para dar con el paradero de sus seres queridos.

El municipio de La Peña está ubicado a dos horas y media de Bogotá, al occidente de Cundinamarca. La vereda Bebedero se localiza a 15 minutos de la cabecera municipal de La Peña.

Los vecinos le informaron que estaría por los lados del Río Negro que delimita los municipios de La Peña y Nimaima (Cundinamarca).

El pasado sábado 10 de enero los encontró. La mujer junto con su nuera se dirigió al lugar y halló los cuatro cadáveres: el de su esposo y los de sus tres hijos.

A un lado del río, en La Peña, estaban dos cuerpos mientras que al otro lado, en Nimaima, se encontraban los restantes.

Las víctimas fueron identificadas por la Policía como Mesías Bustos de 50 años; José Mesías Bustos Rodríguez, de 19 años; Norberto Bustos Rodríguez, 23 años y Pedro Nel Bustos Rodríguez de 17 años.

Ayer en el cementerio San José de La Peña se les practicó la autopsia y posteriormente se realizó el sepelio para el cual colaboró la alcaldía por cuanto la familia es de escasos recursos.

Sobre quiénes fueron los autores de la masacre, no se sabe nada. Nadie se ha atribuido el hecho , dijo el alcalde Osorio.

Se comenta que fue las Farc, pero son solo rumores. Otros creen que se traten de venganzas personales. Hoy, los cuatro cuerpos descansan en paz gracias a que su esposa y madre no descansó hasta encontrarlos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.