ESTO NO ES UNA CALLE:

ESTO NO ES UNA CALLE:

12 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Las personas que nos vemos obligadas a tomar la calle 134 desde la Autopista Norte hasta la carrera Séptima hemos visto cómo, debido al pésimo estado de la vía, nuestros vehículos sufren constantes daños en la suspensión.

La semana pasada no pude evadir una tapa de alcantarilla que está muy levantada respecto al pavimento de la vía. Por tal motivo, tuve que mandar a revisar el carro y el arreglo me costó 500.000 pesos. Como es lógico, nadie responde por los daños que se ocasionan en los vehículos por el mal estado de la malla vial de la ciudad.

Esta calle necesita de manera urgente un arreglo, pues no sólo abundan los huecos, sino que sus ondulaciones la asemejan cada vez más a un tobogán.

Daniel Martínez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.