QUÉ HACEMOS CON EL PARTIDO LIBERAL

QUÉ HACEMOS CON EL PARTIDO LIBERAL

El compromiso de los liberales que coincidimos en que Colombia necesitaba la constitución de un gobierno nacional y solicitamos a nuestros copartidarios apoyar este proyecto, no se relaciona con pedir cuotas, como quieren los colaboracionistas, ni emprender la oposición, sino facilitar la realización de una buena administración. El liberalismo existe, y precisamente porque la gente ama la libertad, detesta el dogmatismo y no acepta el dominio de verdades definitivas, ni considera que una actitud positiva ante la vida se confunda con la manera de ser y actuar de unas decenas de caciques políticos anacrónicos, ganó Andrés Pastrana la Presidencia de la República. Muchos de los integrantes de la Gran Alianza por el Cambio somos liberales inconformes, pero seguimos siendo liberales por convicción y temperamento, solo que ahora sin partido. Desde luego, reconocemos que en el denominado oficialismo hay personas respetables, cuya voz se ahogó, sometida al afán por encubrir lo inocultab

25 de julio 1998 , 12:00 a. m.

Quienes llevaron al partido a ese estado de postración no podrán reorganizar sus cuadros ni oxigenar sus filas a partir de la misma Convención Nacional de siempre, sea que ella vuelva a reunirse en agosto, a finales de año o al comienzo del siglo XXI. Ni tampoco concretar un proyecto democrático que cuente con el respaldo del liberalismo que, para tranquilidad de conciencia, votó contra una maquinaria pesada y torpe.

Qué hacemos con el partido liberal? Lo primero es abrir el debate ideológico para encontrar consenso con referencia al futuro. Se necesita la opinión de hombres y mujeres liberales dispersos por toda la geografía del país. El primer paso: escuchar la opinión liberal antes que preocuparnos por la constitución de directivas sin autoridad. La verdadera consulta popular debe realizarse ahora.

Dentro de las filas del oficialismo hay quienes prefieren continuar adueñados de un cascarón político para conseguir más favores y prebendas. Si subsiste tal criterio, otras fuerzas, sin el nombre de liberales, pero intérpretes de su ideología, llenarán el vacío en menos tiempo del que podamos suponer.

En lugar de la discrepancia entre colaboracionismo u oposición, se abre un campo amplio en Colombia para organizar un partido liberal decente y serio, vocero de un espíritu que creció y se expresó en los pasados comicios, con vocación de poder, que entienda la importancia del Cambio. Qué hacemos con el partido liberal? Reorganizarlo, y para sentar las bases en tal sentido sería importante la adopción de una agenda básica con propósitos definidos, acordada entre el jefe de la colectividad, quien tuvo a su favor un importante número de votos, y los liberales de la calle, capaces de conseguir consenso con referencia a un proyecto democrático para Colombia, es decir, hasta encontrar la formación de una nueva mayoría liberal para el país.

El liberalismo ha quedado reducido a un grupo parlamentario sin opinión y esto no es un partido. Muchas veces habíamos advertido que los senadores y representantes eran voceros en el Congreso, pero ello no significaba que liberales sin curul fueran borrados de la organización liberal, máxime si aquí existe un régimen presidencial de gobierno y no uno parlamentario. Es el momento de salir de ese círculo vicioso y, con inteligencia, situarnos de cara al futuro, no solamente en nuestra condición de liberales, sino de miembros de una colectividad remozada, con arraigo popular. El debate está abierto y lo conducente es escuchar opiniones sobre un tema clave para nuestra democracia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.