EL SIGLO TECNOLÓGICO

EL SIGLO TECNOLÓGICO

La luz, el teléfono, ferrocarril y automóvil, la máquina en general, la aviación, el radio, luego el cine y la televisión, ahora el video o la cibernética, los satélites, la fibra óptica, podrían ser otros personajes decisivos en la historia colombiana del siglo XX El desarrollo tecnológico ha sido determinante en el ingreso del país, al tiempo accidentado y enriquecedor, a la llamada revolución industrial, es decir, a la modernidad.

06 de septiembre 1998 , 12:00 a.m.

Durante este siglo la humanidad ha avanzado comparativamente más que en toda su historia; por consiguiente, ha experimentado cambios de costumbres y de mentalidad inconcebibles hace cien años, difíciles de asimilar, con enormes ventajas e inconvenientes, los cuales han ido conformando el rostro a la vez esperanzador y dramático de la sociedad mundial y nacional.

El progreso tecnológico ha colocado a sectores colombianos a la altura de los países más desarrollados, mientras no ha llegado aún a otros de la población, lo que sin duda es hoy uno de los desafíos mayores de la política colombiana.

El cambio ha sido especialmente vertiginoso y determinante en los medios de comunicación. Ideas, imágenes, información se transmiten ahora a una velocidad que centuplica la de hace cien años, con un impacto social proporcional y creciente. Esta serie, por eso, también intentará mostrar cómo la ciencia, la ideología y la industria, han sido a la vez los instrumentos y el contexto con y en los colombianos importantes han contribuido a llevar el país de la aldea a la globalidad.

Según pensadores de la época, la tecnología es instrumento de doble filo: como le ha solucionado a la gente problemas graves y le ha facilitado su vida cotidiana y la atención de sus necesidades, también amenaza con la consolidación de una civilización automatizada e inhumana, facilita atentados serios contra la estabilidad del medio ambiente y ahonda abismos entre sociedades avanzadas y atrasadas y entre individuos ricos y desprotegidos. Sin duda ese desequilibrio progresivo o su neutralización serán parte esencial de la respuesta al interrogante que los próximos siglo y milenio le abren al país y a la humanidad.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.