EXPECTATIVAS PARA 1998... Y ALGO MÁS

EXPECTATIVAS PARA 1998... Y ALGO MÁS

Definitivamente, este gobierno ha sido de locos. No solamente siguen pensando en negociar con la guerrilla, cuando es evidente que ella solo oye con el oído sordo de la conveniencia, sino que ahora le dio dizque por dar de baja a oficiales del Ejército asignándoles la responsabilidad de los errores en combate.

12 de enero 1998 , 12:00 a. m.

Pero el Comandante de las Fuerzas Militares, en otras palabras, el presidente Samper, debe a su vez reconocer que él también tiene que asumir la culpa que le toca. Por supuesto, dentro de su narcisismo infinito, ni se dará de baja ni se adjudicará responsabilidad por los hechos ocurridos en Patascoy.

Esto, sumado a la ley que se aprobó en días pasados y que permite el ascenso a general de aquellos oficiales que por sus méritos se considere que lo merecen y elimina de un plumazo lo más importante que tienen los militares que es la antigedad, no parece propio de un gobierno en guerra que piensa en la victoria, sino de uno derrotado y entregado, jugando las cartas necesarias y suficientes para que los colombianos quedemos totalmente en manos de la narcodelincuencia.

Pero, bueno, al fin y al cabo, es el gobierno de turno, afortunadamente a punto de terminar su triste y laaaaargo período y nos lo tenemos que aguantar hasta el final. Haciendo un parangón con algo que puede suceder en la informática y que se conoce como el síndrome del año 2000, que puede quebrar empresas y paralizar negocios, a Colombia le llegó anticipadamente su 2000.

Para tocar temas menos tristes, pero de pronto más frustrantes, es importante analizar lo que puede suceder en Colombia este año en lo que a tecnología se refiere.

Por un lado, ojalá este sea el año en que Telecom cambie su estructura, solucione de una vez por todas su problema pensional, que es un ancla más con el pasado, y se prepare para la fuerte competencia que se viene. En 1998 los colombianos debemos poder escoger el operador para llamar de larga distancia. En esta competencia, Telecom tiene una gran ventaja, representada en la infraestructura instalada, su knowhow del mercado, su base de clientes y, algo aparentemente poco valioso, el 9 que se marca para llamadas de larga distancia.

La Registraduría Nacional debe superar el caos en el manejo de su información y le debe dar de una vez por todas el empujón final al proyecto de su modernización, echado para atrás el año pasado debido a la ceguera conveniente del Consejo Electoral, que le impide ver su real importancia para el futuro de la nación, hecho que Orlando Abello sí consideró y que le pudo haber costado el puesto.

Y, finalmente, los colombianos esperamos que el ancho de banda disponible para servicios de valor agregado se acoja a la regla de George Gilder, que dice que este se triplica anualmente en todo el mundo, excepto en Colombia. Un país con problemas de ancho de banda será un país supremamente pobre en este mundo intercomunicado que se nos vino encima. Ojalá no nos toque este estigma, que, sumado al que ya conocemos, podría ser funesto

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.