DESPEJE: OTRA VISTA

DESPEJE: OTRA VISTA

Los municipios que conformarían la zona de despeje para los diálogos de paz con las Farc no son una simple apartada área geográfica, sino que tienen su propia historia ligada a los acontecimientos agrarios y políticos del país.

24 de julio 1998 , 12:00 a. m.

El apogeo de la quina tuvo como uno de sus epicentros a Uribe. En ese entonces el gobierno le otorgó en concesión una extensa área a la compañía colombiana para la extracción de este producto, pero se apropio de más tierra y entró en conflicto con quienes individualmente querían también explotarlo.

Esta compañía dominaba la región a través del control de los caminos para vigilar los bosques de quina y hasta cobraba peaje. Uno de ellos era el que comunicaba a Colombia (Huila) con Uribe en el Meta. También se explotó el caucho natural. Pero como eran actividades extractivas, los recursos se agotaron, las compañías entraron en crisis y abandonaron el lugar, dejando desolación y ruina.

La región posee uno de los mayores patrimonios ecológicos del planeta en la Sierra de la Macarena, que está ahí mucho antes que la cordillera de los Andes asomara del mar y antes que Suramérica y Africa se separaran. Es como un disco duro con un archivo genético de flora y de fauna de más de 1.800 millones de años. Allí se conjugan los ecosistemas más importantes del país: los Andes, la Orinoquia y la Amazonia.

Campesinos marginados y desplazados por la violencia partidista de los años cincuenta huyeron por el camino Colombia-Uribe hacia la región en busca de tierra y tranquilidad. En su territorio convivieron liberales, comunistas y sindicatos agrarios, y en 1966 se estructuraron las Farc.

Aquel sendero es visto hoy como una ruta potencial para conectar el oriente y el occidente del país.

Los cuatro municipios del departamento del Meta, Uribe, Mesetas y Vistahermosa y La Macarena, albergan una población cercana a los 47 mil habitantes, con más hombres (55%) que mujeres. El 58% de la población se concentra en las áreas rurales.

La feracidad de sus tierras permite actividades agropecuarias como maíz, arroz, frutales, plátano, yuca, café, cacao, caña y ganadería.

Así que la región es un área estratégica geopolítica, económica y ambiental, donde también se reflejan los conflictos sociales del país y la crisis del Estado, que no debería ser vista únicamente como un centro de producción de cultivos ilícitos para no reducir sus posibilidades.

*Investigador.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.