FARC PARALIZARON VÍA AL LLANO

FARC PARALIZARON VÍA AL LLANO

Dos semanas después de que guerrilleros del 35 frente de las Farc sitiaron Villavicencio con un retén que instalaron a solo cinco minutos de su casco urbano, la historia se vuelve a repetir.

24 de marzo 1998 , 12:00 a.m.

Ayer, una gruesa columna de la misma agrupación paralizó por varias horas la vía que comunica a los Llanos Orientales con la capital del país. Los guerrilleros instalaron un retén en el sitio Monterredondo, entre Cáqueza y Guayabetal (Cundinamarca).

Ese no fue el único caso registrado este fin de semana. En el centro del Cesar, una columna del Eln instaló otro retén y secuestró a siete personas.

El viernes pasado, la guerrilla también instaló un retén en la autopista Medellín-Bogotá, en inmediaciones de Cocorná, y paralizó el transporte durante varias horas. Varios vehículos fueron quemados.

Desde las 2 de la tarde, los subversivos se instalaron a lado y lado de la carretera al Llano y desviaron todos los vehículos que regresaban a Bogotá de Villavicencio. Cientos de viajeros quedaron atrapados en sus vehículos a merced de los subversivos, que los intimidaron y amenazaron con quemar los carros que no se detuvieran.

Jaime Cruz, que vive en el kilómetro 7 de la vía a Villavicencio, dijo que más o menos durante tres horas habían pasado muy pocos carros hacia Bogotá y que hacia las 8 de la noche, el flujo vehicular seguía muy bajito por ese sector.

Aunque la Policía de Carreteras informó que la acción se produjo hacia las 5 de la tarde y que el tránsito estuvo paralizado por unas dos horas, varias personas llamaron a la redacción de EL TIEMPO e informaron que el retén comenzó a las 2 de la tarde y sólo hasta pasadas las 9 de la noche les permitieron el paso.

Acabo de salir del secuestro de la guerrilla, nos tuvieron más de siete horas retenidos adelante de Guayabetal, solo a las 9 de la noche nos dejaron salir, éramos más de 400 carros los que estábamos ahí parqueados y veníamos de Villavicencio hacia Bogotá , dijo una agitada pasajera que se comunicó con este diario y pidió omitir su nombre.

Según su relato, la guerrilla los retuvo adelante de los puentes que salen de Villavicencio. De allí, aseguró, desviaron todos los carros por una cuesta que tuvieron que atravesar por dos horas hasta llegar a Monterredondo.

Desviaron todos los carros particulares y las flotas, de las que hicieron bajar a los pasajeros y los obligaron a subir a pie. La fila era como de 400 carros , dijo la testigo.

Agregó que cuando ya estaba oscureciendo, los subversivos, de los cuales dijo eran numerosos y se encontraban por todos lados, le dijeron a la gente que se metieran a los carros.

A la gente de los carros buenos Cherokees, Toyotas los bajaron y los guerrilleros se subieron en ellos para ir en sentido contrario por la carretera. Durante largo rato no se vio ningún carro que subiera o bajara por la carretera .

La gente sentía pánico, les pidieron los celulares, las armas y no respetaban ni a la gente con bebés, no tienen compasión de nada. Cuando iban a bajar pidieron identificaciones y sacaron a unas personas aparte. Lo que más me llamó la atención es que en todo el tiempo no se vio a un solo militar. Durante todo el tiempo que duró el retén solo se veía muy alto dos aviones que sobrevolaban , narró la testigo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.