EL DATO PULPO DE LA ELECCIÓN

EL DATO PULPO DE LA ELECCIÓN

Se entronizó la abstención, que esta vez llegó a la inquietante cifra del 70 por ciento. Hubo un fuerte repunte de los movimientos independientes, y particularmente de los cristianos, merced a la unidad y a la disciplina que les faltó a los partidos tradicionales.

20 de marzo 1994 , 12:00 a. m.

La Alianza Democrática M19, vedette de la elección en 1991, fue la gran derrotada en 13 de marzo, pues perdió toda representación en el Congreso.

Estos son algunos de los datos más interesantes que se encuentran, ya decantados los datos, en el gran resúmen de la elección parlamentarios.

EL TIEMPO presenta una síntesis de los principales puntos de interés de los comicios del 13 de marzo, cuyo mapa podría tener algunos leves cambios la próxima semana, cuando concluyan los escrutinios generales.

La apatía Hacía 3 lustros que no se observaba en el país un nivel tan alto de abstención.

De 17 millones de colombianos autorizados para votar, a las urnas solo se hicieron presentes algo más de 5 millones.

Esta muestra de desidia del elector contribuyó, en buena medida, al descalabro generalizado de decenas de candidatos, algunos de ellos de amplia trayectoria.

De la mano con este fenómeno, los caciques perdieron peso y densidad electoral.

El galanismo sufrió un desplome. Su representación en el Senado estará reducida a la curul del dirigente nariñense Parmenio Cuellar.

Se quedaron por puertas veteranos líderes de esta fuerza política como Rafael Amador, María Cristina Ocampo, Mauricio Guzmán y Arturo Sarabia Better.

El liberalismo también perdió figuras valiosas en el Congreso como Orlando Vásquez Velásquez y no logró elegir gente nueva de la talla de Juan Lozano, ex secretario privado de Luis Carlos Galán.

Una de las más altas tasas de abstención se presentó en Bogotá, donde subió al 75 por ciento. Tanto, que el distrito Capital eligió representantes con tan solo 8.000 votos.

Peso de las minorías En contraste con el descalabro del M19, que hasta antes de la elección se proclamaba como la primera gran minoría, se dio un sorprendente ascenso de los movimientos cristianos.

Entre el Moviminto Cristiano, el C-4, el Movimiento Laicos por Colombia y el Partido Nacional Cristiano aseguraron 3 senadores con alta votación y actualmente disputan un cuarto. Todo dependerá del resultado de la disputa voto a voto entre Poncho Rentería y Claudia Rodríguez de Castellanos.

Vale destacar que las mujeres han ganado progresivamente participación en el poder legislativo. Esta vez eligieron 6 senadoras y 18 representantes a la Cámara. En el revocado Congreso de 1990 solo tenían una senadora.

La cuota femenina más más representativa se da en la circuncripción electoral de Bogotá, que entre 18 representantes a la Cámara eligió a 6 mujeres.

También es interesante lo ocurrido en la zona del Eje Cafetero. Caldas, Quindío y Risaralda, cuyo número de representantes suma 11, contará con 3 mujeres en la Cámara.

En contraste, Antioquia no eleigió a ninguna.

Mayorías clásicas El Partido Liberal consolidó su mayoría en el Senado y obtuvo un millón 731.753 votos. El conservatismo, sumadas todas sus vertientes, llegó a 759.057.

El liberalismo amplió su representación en el Senado. En 1991 consiguió 57 escaños y hoy llega a 59.

Teóricamente, el conservatismo subió de 22 a 31 senadores. En sus cuentas se incluye la vertiente Nueva Fuerza Democrática, dentro de la cual hay dirigentes de orígen liberal. También al Movimiento de Salvación Nacional y a la Nueva Fuerza Democrática.

Caída zurda Junto con la Alianza Democrática M-19, a la que algunos analistas definen como de centro izquierda, resultaron damnificados otros movimientos que tuvieron origen de acuerdos de paz.

La Unión Patríótica (UP) y Esperanza Paz y Libertad (EPL) perdieron representación en la Cámara. Perdieron, por ejemplo, toda la que tenían por Antioquia. Tampoco recibieron apoyo en Arauca.

Con todo, el Partido Comunista eligió senador, y con alta votación, a Manuel Cepeda Vargas.

El Moir también consiguió llevar a la Cámara Alta a Jorge Santos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.