Secciones
Síguenos en:
LLEGÓ LA SIGATOKA NEGRA A CALDAS

LLEGÓ LA SIGATOKA NEGRA A CALDAS

A los productores de plátano y banano de Caldas les llegó la roya. O más bien la sigatoka negra, una enfermedad que ha logrado disminuir en 50 por ciento la producción de los principales países exportadores.

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) detectó la presencia de este hongo en cuatro fincas de Palestina, una de las zonas más importantes en la producción de plátano del departamento.

La sigatoka negra ataca las hojas plataneras e impide el desarrollo de los racimos, por lo que es considerada como una de las enfermedades más graves de este renglón productivo.

Por eso, las autoridades sanitarias aconsejaron a los campesinos para que tomen medidas urgentes para controlar su expansión a toda la región.

Sin embargo, advirtieron que para controlar la propagación de este hongo hace falta utilizar muchos productos químicos y emplear más mano de obra, lo que aumenta considerablemente los costos de producción.

La enfermedad La sigatoka negra, que afecta tanto al plátano como al banano, llegó a Colombia hace cerca de 20 años, afectando a la zona bananera de Urabá.

Según reportes del ICA, la enfermedad se propagó rápidamente por toda la costa Atlántica y el Pacífico, y hace poco más de 10 años se detectó su presencia en el Valle del Cauca, Cundinamarca y Tolima.

De toda la zona platanera del país, los únicos departamentos que estaban libres de la sigatoka negra eran Caldas y Quindío.

Se estima que de las cerca de 400.000 hectáreas de plátano que hay en Colombia, el 60 por ciento están ubicadas en la zona cafetera. Sólo en Caldas hay aproximadamente 30 mil hectáreas que producen unas 160.000 toneladas al año.

Medidas de control Entre las recomendaciones que las autoridades sanitarias y los expertos agrónomos recomiendan para disminuir las pérdidas económicas y evitar la expansión de la sigatoka negra están: - Acudir a los agrónomos para utilizar los químicos y fungicidas adecuados, de manera que el hongo produzca los menores daños posibles.

- Promover campañas de educación entre los campesinos de la región, de manera que se evite el traslado de hojas infectadas por las diferentes zonas del departamento y hacia otras regiones del país.

- Retirar las hojas infestadas cada dos semanas, teniendo en cuenta que el periodo de lluvias promueven su propagación.

- Fortalecer los cultivos con fertilizantes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.