Secciones
Síguenos en:
ESPERANZA

ESPERANZA

Si Noemí Sanín lidera el verdadero cambio, no puede permanecer indiferente ni vacilante ante la crucial disyuntiva que enfrenta Colombia el próximo domingo. Con un impresionante apoyo de casi tres millones de compatriotas, Noemí tiene la obligación política de tomar partido. Además, tiene la obligación moral de fijar su posición ante las dos opciones radicalmente distintas que se disputan las elecciones presidenciales.

Esto lo decimos con un enorme respeto y un gran aprecio por la dirigente de Opción Vida. Es precisamente esa admiración y estima la que nos motiva a pedirle que ejerza el liderazgo que le fue conferido en la primera vuelta por tantos ciudadanos que confían en su buen juicio y en su hoja de vida impecable, al servicio del país.

Noemí sabe muy bien que la Alianza por el Cambio está muchísimo más cerca de su pensamiento que el continuismo de Serpa. Puede que Pastrana no le parezca un estadista - está en todo su derecho de no ser su ferviente seguidora Pero estamos seguros de que Noemí es perfectamente consciente de que las probabilidades de un cambio real - como el que ella promulga - son muy superiores con Andrés que con el ex ministro de Samper.

Noemí puede pensar válidamente que Opción Vida encarna mejor el cambio que la Gran Alianza , pero no puede desconocer que Serpa es la negación del cambio. Con Pastrana se abren las puertas al cambio, cambio que podrá Noemí profundizar y acelerar. Con Serpa , en el mejor de los casos, se mantendrá el status-quo que tanto daño le ha hecho al país.

Es muy importante que Noemí entienda que no apoyar a Pastrana es apoyar a Serpa. Dejar en los votantes que la acompañaron el pasado 31 de mayo la sensación de que no hay diferencias entre uno y otro candidato, es favorecer al aspirante que tiene el respaldo del gobierno actual. Beneficia a Serpa porque hace caso omiso de su crucial papel como defensor de Samper y como ministro clave del desbarajuste que ha sufrido el país en todos los órdenes - ético, político, económico y social.

Indicando su preferencia de voto, Noemí no estaría atentando contra la independencia o la elección a conciencia de sus seguidores, porque éstos siempre podrán escoger una alternativa distinta. Pero sí les da su calificada opinión - con elementos de juicio confiables para ellos - que les permitan ilustrarse sobre el mejor camino.

Conocemos bien a Noemí. Por su formación espiritual, por los valores y principios inculcados en su ejemplar familia, por todo lo que ha hecho y dicho en su brillante trayectoria privada y pública, por su capacidad de anteponer su amor por la patria a los intereses personalistas , por su compromiso con un futuro mejor - especialmente para los más pobres, por su tajante y vehemente rechazo a la corrupción, a la demagogia y a las maquinarias politiqueras, por la coherencia y consistencia de su discurso con sus actuaciones , por su honestidad intelectual y su carácter valiente y audaz, tenemos la firme esperanza de que Noemí tome partido en favor del cambio.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.