Secciones
Síguenos en:
PUGNA POR NO INCLUSIÓN DE LOTE AL PERÍMETRO URBANO

PUGNA POR NO INCLUSIÓN DE LOTE AL PERÍMETRO URBANO

La no incorporación de un terreno de 47 mil metros cuadrados al perímetro urbano de Bogotá originó enfrentamientos, demandas, conceptos jurídicos, consultas a la Contraloría y la Personería Distrital e intrigas. El lote, denominado Fe y Alegría (vecino a la Fundación que lleva este nombre), se encuentra en el sector de Kennedy y colinda con el Condado de Castilla, Pío XII y Rincón de los Angeles.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
30 de marzo 1992 , 12:00 a. m.

El lío empezó cuando los constructores de Villa Galante, la firma Interdevco-Bosques de Castilla Ltda. cuyo gerente es Helmut Mildenberg Martín, encontraron que el terreno era apropiado para desarrollar un proyecto de vivienda de mil apartamentos, similar a Villa Galante (vivienda de interés social subsidiada).

De las mil unidades, le venderían 300 al Fondo de Ahorro y Vivienda (Favidi), que maneja las cesantías a los empleados del Distrito y les suministra vivienda.

En julio 11, Leopoldo Pulido Rubiano, propietario del lote, solicitó al Departamento Administrativo de Planeación Distrital (DAPD) el concepto sobre la posibilidad de incorporar el terreno al perímetro urbano.

Argumentó que inexplicablemente, en el plano general de perímetros de la ciudad se dejó por fuera dicho predio, con lo cual se incurrió en una imprecisión porque el sector está completamente desarrollado .

El 31 de julio la División Jurídica del DAPD, en comunicación firmada por Jorge Pablo Chalela, contestó que era viable la solicitud.

teniendo en cuenta que el Acuerdo 6 de 1990, en su artículo 164, establece los criterios para dilucidar imprecisiones derivadas en las delimitaciones cartográficas del plano oficial de perímetros y de los demás planos adoptados como instrumento de trabajo en el Acuerdo .

El DAPD expidió, en consecuencia, la resolución 431 del 13 de septiembre del año pasado firmada por la directora encargada, Luz Angela Mondragón Restrepo, en la que resolvió registrar la línea del perímetro sobre la cota 2.574 y autorizó a la división de cartografía para efectuar las correcciones en el plano oficial de perímetros. Las rondas y su protección Pero tanto la resolución 432 como la corrección en el plano cartográfico quedaron mal hechas.

La primera se refería a la línea del perímetro que queda al occidente de la urbanización Ciudad Techo (I Sector), y el predio Fe y Alegría está al oriente de este barrio.

Cuando el departamento de cartografía del DAPD se dió cuenta del error, notificó a la directora. Mondragón se apresuró a expedir una nueva resolución, la 510 del 17 de octubre de 1991, revocando la 431.

Ahí fue donde se prendió la chispa.

Para Nancy Yunes, gerente de Favidi, en el momento en que el Fondo hizo el estudio de las nueve propuestas para la adjudicación de la licitación 02 de 1991, el lote Fe y Alegría estaba dentro del perímetro urbano, con base en la Resolución 431.

La Resolución 510 dijo la funcionaria de ninguna invoca que no se puede hacer la precisión del trazado que pidió Pulido. Lo que señala la norma es que dicha corrección no se hace por cuestiones técnicas, porque el predio está en la Chucua del Burro (uno de los elementos hídricos del primer nivel de zonificación). Dicha argumentación no tiene validez, por cuanto desde mediados de 1980, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) la drenó y la canalizó .

Sinembargo, Gustavo Perry Torres, director del DAPD, sostuvo que el Código de Recursos Naturales de 1971 determinó que los cuerpos de agua son del Estado y que así se modifiquen, porque la gente los rellena, se mantiene esa área como de afectación. Y una parte del terreno llamado Fe y Alegría está en la ronda de la Chucua del Burro.

Además, dijo que en estos momentos el acuerdo 6 de 1990 está retomando los cuerpos de agua de Bogotá y los está habilitando. Negó que en algún momento el predio haya estado dentro del perímetro, como asegura la directora del Favidi, puesto que no se puede incorporar un área que nada tuvo que ver con el texto de la resolución 431 . Malos manejos Preguntado Perry sobre anomalías en la elaboración de la resolución 431 y las correcciones en el mapa cartográfico, dijo que efectivamente hubo una actuación irregular por parte de un ex funcionario de Planeación, Yezid Jiménez, que es investigado por la Personería de Bogotá.

El fue quien hizo la Resolución 431 y el que dirigió la supuesta modificación del perímetro. El debió aplicar el texto que él mismo había escrito. Pero lo que hizo fue modificar el perímetro en una zona que no correspondía a lo señalado en la resolución (431), incluyendo el predio Fe y Alegría , dijo Perry Torres.

De cualquier manera añadió, la Resolución 431 no cobijaba el inmueble que nos ocupa y, además, nunca quedó en firme porque hasta cuando se revocó no había sido publicada.

Para Yanes, si hubo un funcionario de Planeación que actuó mal, es una falta administrativa que le corresponde establecer a las entidades competentes. Favidi le adjudicó a un proponente que estaba cumpliendo con todos los requisitos, a quien no le podemos decir que sus documentos no valen porque fueron expedidos por Planeación y por las empresas de servicios públicos .

El director del DAPD, en carta enviada a EL TIEMPO, afirmó que la Resolución 510 (que revocó la 431) fue publicada el día 30 de octubre de 1991, es decir, con antelación a la fecha en que la firma Interdevco-Bosques de Castilla Ltda. presentó su oferta en el proceso licitatorio adelantado por Favidi .

Además, añadió, con mucha anticipación ellos conocían la situación; tuvieron que haber leído la resolución (431) y haberse dado cuenta que había un error, que no se referían al lote de ellos. Pueden discutir los argumentos jurídicos que quieran, pero no tenía que ver con ellos; otra cosa es que quieran desviar el tema , dijo el director del DAPD. Víctimas o victimarios El ingeniero civil Enrique Tafur Tafur, subgerente de Interdevco, habló con este diario en representación de Helmut Mildenberg Martín, quien esta fuera de la ciudad.

Según Tafur, la constructora supo de la revocatoria después de haberse presentado a la licitación de Favidi.

La licitación se cerró el primero de noviembre de 1991, día en que el DAPD estaba fechando la carta en que nos negaba el trámite , dijo.

Reconoció la equivocación en la resolución 431, pero afirmó que entre ésta y la 510, la constructora hizo actuaciones que crearon unos derechos claros y precisos, por los cuales reclaman: concepto de la Empresas de Servicios Públicos de posibilidad de su conexión para la totalidad del lote, viabilidad de obtener una licencia de urbanismo por parte del DAPD y habilitación de la constructora para presentarse a una licitación pública.

Tafur dijo que a raíz de la revocatoria presentaron un recurso de reposición contra la 510, que fue rechazado por Planeación al considerarlo improcedente.

Nosotros obramos de buena fe, pero investigamos si fuimos víctimas de una estafa con la coactoría de altos funcionarios oficiales, en el proceso de hacernos comprar un lote en unas circunstancias legales dadas y después modificadas a su propia conveniencia, o si se trata de conductas que son investigadas por la Personería, enderezadas a obstruir una adjudicación lograda en franca lid . Nada que hacer sin licencia La jefa de la oficina jurídica de la Alcaldía Mayor de Bogotá, Beatriz Helena Torres Bernal, dijo que la resolución 431 ordenaba un trazado tal que cambiaba el perímetro de servicios, el cual solo puede ser modificado por el Concejo Distrital.

En concepto de esta oficina, no obstante que la Empresa de Acueducto y Alcantarillado lleve sus servicios al predio, no habilita la inclusión del mismo al perímetro urbano.

Asimismo, Torres dijo que Favidi adjudicó, el 22 de noviembre de 1991, a la firma Interdevco y que, al hacer los respectivos análisis, no tuvo en cuenta que este proponente no reunía uno de los requisitos, es decir, que el terreno donde se iban a desarrollar las viviendas debía estar por dentro del perímetro urbano, debiendo rechazar esta propuesta .

De otro lado, en febrero Favidi notificó al constructor la resolución de adjudicación. La firma tiene tres meses para acreditar ante el Fondo la resolución de urbanismo.

Si no la presenta, no podemos firmar contrato con ellos ni tampoco llevar a cabo, por ahora, el proyecto de vivienda, pues será necesario abrir una nueva licitación , dijo la directora de Favidi.

El ingeniero Tafur reconoció que mientras no tengan licencia de urbanismo es absolutamente imposible construir , pero advirtió que van a someter la controversia a las autoridades administrativas superiores.

El director del DAPD dijo que no hay posibilidad alguna de que su despacho le entregue licencia de urbanismo al predio Fe y Alegría mientras esté por fuera del perímetro urbano, tal como se encuentra.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.