Secciones
Síguenos en:
MÁS QUE ANGUSTIA EXISTENCIAL

MÁS QUE ANGUSTIA EXISTENCIAL

Pasó de ser un tema filosófico, de angustia existencial, a ser un tema médico. Dejó de ser un tema de locos para pasar a ser un tema de todos.

Cambió de un carácter oculto a ser un tema de inspiración de escritores y novelistas... Ahora, puede ser hasta un bolero.

Es la depresión, llamada el mal del siglo XXI, y que durante mucho tiempo ha sido motivo de temor y frustración.

Ese trastorno, caracterizado por el abatimiento del ánimo no es un fenómeno raro , sino un mal que puede presentarse en cualquiera y a cualquier edad.

Si bien es normal sentirse ocasionalmente abatido, cuando esto va más allá de lo normal, usted está ante un posible cuadro depresivo y debe buscar ayuda.

No es raro que esto ocurra ya que la depresión se asocia a muchas circunstancias, especialmente aquellas que causan tensión, a menudo relacionadas con una pérdida, por ejemplo del empleo, muerte de familiar o amigo.

El divorcio, la separación, una enfermedad física o intervención quirúrgica complicada también son factores de riesgo , dice Jorge Cirpian Ollivier, director en Psicofarmacología de la Universidad de Buenos Aires (Argentina).

También se habla de una predisposición genética o familiar a la depresión, dice Rodrigo Córdoba, siquiatra de la Clínica Nuestra Señora de la Paz, en Colombia.

Problema creciente La depresión empieza ahora a edad más temprana, no es solo una enfermedad de ancianos. Significa años perdidos de vida saludable , dice Hans Jrgen Mller, presidente de la Federación de Sociedades de Psiquiatría Biológica, en Alemania.

El especialista considera que una tercera parte de nosotros tendrá un episodio de depresión leve en la vida, no importa el país al que pertenezcamos, ya que los patrones de depresión son similares en culturas diversas.

Por ejemplo, es más frecuente en las mujeres; la edad más común de su aparición es entre los 25 y 30 años (también puede presentarse en los niños).

En Colombia, por ejemplo, los factores asociados al síndrome depresivo son semejantes a los descritos en otros países. Encontramos que factores como el género femenino, la baja cohesión familiar, la presencia de ansiedad, el intento de suicidio, la baja satisfacción por los logros, los ingresos insuficientes, enfermedades crónicas, y las edades de 45 a 60 años y entre 16 a 21 años entre otros, están asociadas a esta problemática , dice Carlos Gómez Restrepo, médico siquiatra, coordinador de postgrado de Psiquiatría, Unidad de Epidemiología Clínica Universidad Javeriana.

Las personas deprimidas son más vulnerables a los problemas interpersonales, puede resultarles difícil restaurar las relaciones familiares, de amistad y laborales, pueden tener problemas financieros y domésticos que se han acumulado durante la enfermedad. También pueden tener problemas de drogadicción y alcoholismo. Sin contar que se afecta profundamente la vida de familiares y amigos.

El suicidio es el resultado frecuente. Hasta el 70 por ciento de las personas con depresión intentan suicidarse , dice Ollivier.

A buscar la falla Para Gerardo Heinze, presidente del Colegio Mexicano de Neuropsicofarmacología, la depresión se debe a una deficiencia relativa de algunas sustancias químicas (neurotransmisores) en el cerebro: noradrenalina, serotonina y un poco menos la dopamina.

Todas tienen que ver con el ánimo pero desde diferentes frentes. La serotonina, en el impulso e irritabilidad; la dopamina en la vitalidad, y la noradrenalina, con la energía, la motivación , dice Steward Montgomery, del Imperial College Scholl of Medicine, de Inglaterra.

Si falla la noradrenalina se pierde la energía, hay fatiga física, mental e inercia que impiden que la persona tome parte en el trabajo y en las actividades sociales, es decir, se afecta el funcionamiento social.

Lo importante es consultar a tiempo y recibir tratamiento.

* Este artículo se logró en el seminario sobre Depresión, en el marco del Congreso Mundial Regional de Psiquiatría Biológica, invitación de Pharmacia y Upjhon.

QUE HACER - Consulte cuando aparezcan síntomas físicos y sicológicos (por más de dos semanas): ánimo abatido, mala concentración, pérdida del interés, ansiedad, pensamientos negativos, incapacidad de adaptarse; problemas de sueño, fatiga, cansancio, trastornos digestivos, aislamiento, mal desempeño.

Mientras los antidepresivos y la sicoterapia logran su efecto, siga estos consejos de Jorge Téllez, vicepresidente de la Federación Latinoamericana de Psiquiatría Biológica, autor del libro Vuelve a vivir: estrategias para superar la depresión con sus propios recursos.

- Infórmese sobre su enfermedad y consúltele a su médico todas sus inquietudes.

- Nunca se automedique.

- Divida las tareas en partes pequeñas. Fíjese prioridades. Poco a poco se llega lejos.

- Haga pequeñas caminatas. - Procure estar con otras personas. Aunque sienta que no tiene nada importante que decirles, estar acompañado es mucho mejor que estar solo.

- Asista a actividades de corta duración y en las cuales usted pueda tener autonomía de suspenderlas cuando se sienta fatigado o angustiado.

- Coma alimentos blandos y de fácil digestión. Beba abundantes líquidos.

- No tome decisiones imperantes en su vida, como cambiar de empleo, casarse, divorciarse.

- No ingiera licor. En principio le tranquiliza pero puede también incrementar la depresión. Además, está contraindicado con el uso de algunos antidepresivos.

- Las ideas de suicidio son un síntoma de la depresión, como el insomnio, la angustia, la inapetencia. Si aparecen, trate de no conservarlas. Hable con alguien de ellas o de cualquier otro tema.

Si son muy intensas y le causan mucha angustia solicite una cita urgente con su médico.

LAS ALTERNATIVAS Desde hace varias décadas se habla de los antidepresivos, como la alternativa para tratar esta enfermedad.

Inicialmente se contó con antidepresivos llamados tricíclicos, que actuaban sobre los tres neurotransmisores, sin importar cuál fuera el directamente involucrado en la enfermedad. Luego aparecieron los selectivos, especialmente los inhibidores de reabsorción de serotonina (serotoninérgicos), útiles en aquellas personas cuyo problema tiene origen en la serotonina. Ambos con efectos secundarios diversos.

Ahora, acaba de lanzarse, en Inglaterra e Italia, un nuevo medicamento (la reboxetina) que pertenece a la línea noradrenérgica (inhibidores selectivos de reabsorción de la noradrenalina). Actúa directamente sobre este neurotransmisor.

Para Pedro Delgado, del departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Arizona, en Tucson, los noradrenalinérgicos son más eficaces cuando los síntomas principales son la fatiga física y mental. Mejoran la incapacidad para funcionar socialmente que es la que trae serios problemas a la persona .

Claro que el éxito de un tratamiento tiene muchas variables, las que resume así Marcelo Versiani, director del Programa de Investigación de la Ansiedad y la Depresión del Instituto de Psiquiatría de la Universidad Federal de Río de Janeiro, Brasil: elegir el medicamento correcto para el paciente correcto, recibir la dosis adecuada, la suficiente duración, el cumplimiento del paciente, la respuesta individual y el apoyo del enfermo .

El problema está en que mucha gente no consulta y no se trata. Así lo confirma Jorge Nazar, profesor y director del departamento de Psiquiatría, Medicina Psicológica y Medicina Legal de la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional de Cuyo (Argentina).

Afirma que la mitad de las personas deprimidas no van al médico, se avergenzan y ocultan sus sentimientos negativos y su bajo estado de ánimo. O quizás desconocen los detalles de su estado .

A esto hay que agregarle el pobre diagnóstico que se hace de la depresión.

TEST 1. Se siente insatisfecho con su vida? 2. Siente que su vida está vacía? 3. Tiene miedo de que algo malo le pueda suceder? 4. Se siente infeliz la mayor parte del tiempo? 5. Está interesado en hobbys o recreación? Factores de riesgo 6. Tiene historia de cuadros depresivos previos? 7. Tiene tendencia al aislamiento social? 8. Padece una enfermedad crónica (diabetes, hipertensión, cáncer, enfermedad pulmonar obstructiva).

9. Ha tenido una pérdida amorosa o económica reciente? 10. Es viudo? Si usted ha contestado afirmativamente dos o más temas de los estados de ánimo y tiene dos o más factores de riesgo, debe consultar a su médico.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.