QUIÉN FUNDÓ A DUITAMA

QUIÉN FUNDÓ A DUITAMA

Mi sobrino Paquito, que se llama Paquito como todos los españoles o hijos de los hijos de la Madre Patria, anda loco por estos días indagando sobre la fundación de la ciudad, para cumplir con un trabajo de investigación ordenado por algún profesor que como ya es costumbre, pone a los chavales a averiguar sobre lo que él no sabe, en este caso sobre el origen de la capital cívica, comunal y educadora. Cívica porque en otros tiempos lo fue; Comunal, porque el alcalde anda en permanente pelea con los líderes comunales; Educadora, porque hay que acabar los colegios municipales para crear otros agropecuarios. Pero este no es el tema.

24 de julio 1998 , 12:00 a. m.

No se sabe a quién se le ocurrió decir que Simón Bolívar mediante decreto del 27 de julio de 1819 elevó a la categoría de municipio al entonces corregimiento de Duitama. A las pruebas me remito. El tal decreto nadie lo conoce, nadie tiene al menos una transcripción y, además, don Simón andaba por aquellos tiempos dando bala y no fundando municipios.

Si la historia no miente, Bolívar venía tirando pata con sus insurgentes desde los Llanos del Apure, después de cruzar por Paya y Pisba, lleno de piojos, niguas y con hambre de recién purgado, arribó a Socha, en donde las mujeres les regalaron sus vestidos. Ya medio abrigados los rebeldes llegaron a Duitama y fue entonces cuando algún sapo le dijo a Barreiro que el veneco había llegado con un grupo de señoritas, situación que animó al chapetón y le cazó pelea en el Pantano de Vargas, en donde los escuálidos llaneros ya sin enaguas, sobre sus rocinantes y haciendo de tripas corazón ganaron la batalla. Eso fue el 25 de julio.

Mamado, enfermo como estaba y con sus muchachos heridos, Bolívar regresó a Duitama en donde después de tres caldos de pollo que le dio el padre Cayetano García, declaró objetivo militar a todo hombre entre los 15 y los 40 años que no se enrolara en sus filas. De esa orden militar si existen fotocopias.

Ni Bolívar, ni los españoles fundaron a Duitama, don Simón no tenía funciones administrativas y los ibéricos no fundaron nada. En efecto, según los historiadores, el capitán Baltazar Maldonado, al llegar en 1539 encontró aquí una gran concentración de indígenas organizados como comunidad, pero con el problemita de ser más orgullosos que la misma Reina de España, esa manera de ser, esa sí, su idiosincrasia , nos privó de tener el importantísimo título de La Hidalga, Culta y Noble Villa de Duitama . Nos dejaron de por vida sin títulos de nobleza.

Si se trata de tener un símbolo para acordarnos de nuestro origen, por qué no le hacemos un homenaje al aguerrido Cacique Tundama a quien, dicho sea de paso, el capi Baltazar Maldonado, mandó al otro mundo de una mugrosa pedrada, dejando su linaje y nuestro honor por el suelo.

Que el Concejo Municipal, mediante Acuerdo, establezca el 27 de julio como día de la municipalidad, recordando al aguerrido Cacique Tundama, inmolado en esa fecha. Si no es cierto, pues qué daño puede hacer una mentira más, en una historia plagada de embustes.

Hasta aquí me escuchó Paquito, me miró como a un extraterrestre y dijo: y que quiere tío, que me echen del colegio?

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.