JUNTA DEL EMISOR AL BANQUILLO

JUNTA DEL EMISOR AL BANQUILLO

Los 75 años de la creación del Banco de la República no podían celebrarse en un momento más complicado: el aumento en la inflación, los síntomas de desaceleración económica unido al más alto desempleo que se recuerde en el país pusieron nuevamente a la junta directiva del Banco de la República en el banquillo de los acusados.

24 de julio 1998 , 12:00 a. m.

El aumento del desempleo a niveles cercanos a 16 por ciento es atribuido, entre otros factores, al disparo en las tasas de interés que paralizó al sector de la construcción y puso contra la pared a miles de empresarios y deudores colombianos.

El Banco de la República recurrió a esta medida con el fin de contener el alza en el precio del dólar producida por la incertidumbre preelectoral, los coletazos de la crisis asiática, la especulación de algunas entidades financieras y el hueco en las finanzas públicas.

A pesar de las críticas que le han llovido desde diversos sectores la autoridad monetaria se encuentra tranquila porque considera que actuó como debía y escogió el menos peor de los males.

El gerente del Banco de la República, Miguel Urrutia Montoya sostuvo que la política monetaria y cambiaria está bien y que la mejor manera de fomentar la generación de empleo es tener una macroeconomía ajustada.

Para Urrutia lo peor ya pasó y en adelante se podría consolidar la baja en los intereses porque el Banco está dispuesto a suministrar la liquidez que sea necesaria. De hecho, el Emisor mantiene los préstamos de corto plazo al sistema con una tasa de interés del 30 por ciento anual.

Descartó rumores en torno a problemas en el sistema financiero que podrían desencadenar en una crisis y dijo que hay unos medios que la quieren vender . El funcionario habló al término de un seminario sobre bancos centrales realizado con motivo de la celebración de los 75 años de creación de la institución.

No esperar milagros Para Salomón Kalmanovitz, codirector del Emisor, la junta tenía dos opciones: aumentar las tasas de interés para frenar la especulación con el dólar, o permitir una hiperdevaluación que se habría traducido en una crisis financiera y un aumento de la inflación.

La junta optó por el primer camino a pesar de los costos que implicaba para la producción.

Vamos a salir de esta situación con costos menores que los que hubiera producido una devaluación , señaló.

Roberto Junguito, otro de los codirectores del Banco, estimó que en lugar de buscar responsables por la actual situación-porque todos tienen un poco la culpa- se deben encontrar soluciones. Una de ellas es mantener un programa económico coherente que brinde seguridad hacia el futuro y que permita recuperar la confianza en el sector privado para incentivar la inversión y crecer a tasas superiores al 4,0 por ciento.

No podemos seguir con la ilusión de que va a venir un mago que resolverá todos los problemas en un minuto. Bajar el nivel de desempleo requerirá de un tiempo prolongado . sostuvo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.