UN NIÑO MUERTO EN TOMA A PUERTO LLERAS, META

UN NIÑO MUERTO EN TOMA A PUERTO LLERAS, META

La población civil fue ayer nuevamente víctima de los ataques guerrilleros en el departamento del Meta.

26 de marzo 1998 , 12:00 a. m.

Guerrilleros de los frente 27 y 47 de las Farc se tomaron el municipio de Puerto Lleras durante cerca de diez horas, durante las cuales murieron una mujer, un niño de 6 años y tres uniformados.

Otro menor de edad y tres miembros de la Fuerza Pública, dos militares y un policía, resultaron heridos durante los enfrentamientos.

Los subversivos además destruyeron la sede de la Caja Agraria, una estación de servicio y la planta que brinda energía eléctrica a la población.

Las víctimas fueron identificadas como Julia Janeth Correa, esposa de un agente de la Policía, y los soldados voluntarios José Alirio Beltrán Agudelo, Edward Moreno Silva y Augusto Félix Rivas.

La Cuarta División del Ejército informó que entre las personas heridas están un recién nacido, hijo de un agente de la Policía, la señora Gloria Rojas, y un patrullero de la Policía.

De acuerdo con la versión de las autoridades, los subversivos llegaron a la localidad hacia las 8:30 de la noche del martes y permanecieron allí hasta las 5:30 de la mañana del miércoles.

Hacía las dos de la mañana, tropas de la Cuarta División, al mando del general Jaime Humberto Cortés Parada, y aviones de combate de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), llegaron a apoyar a los agentes que repelían el ataque.

Los refuerzos del Ejército enfrentaron a los subversivos y durante los choques perdieron la vida los tres soldados voluntarios. El herido es el soldado Aldadino Saavedra Salazar.

Según el comando de la Cuarta División, en la reacción fue muerto un guerrillero que no ha sido identificado, al cual se le incautó un fusil Fall de fabricación brasilera y varios proveedores para fusil AK-47.

De acuerdo con habitantes del municipio, los guerrilleros incendiaron una estación de gasolina, saquearon y quemaron varios graneros y luego atacaron la sede de la Caja Agraria y el cuartel de la Policía.

Las instalaciones de la entidad quedaron completamente destruidas, mientras que el cuartel solo se afectó parcialmente ya que los uniformados lograron repeler el ataque. Sin embargo varias casas aledañas a las dos edificaciones también resultaron bastante averiados.

El Ejército dijo que los guerrilleros llevaban ocho canecas con combustible para quemar la estación de Policía. El vehículo en que eran transportadas, un camión Ford modelo 55, fue abandonado por los subversivos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.